Descubre Takao, día completo

Aire fresco a lo largo del río Kiyotaki


CONSEJO DE JAPAN EXPERIENCE

Posibilidad única de descubrir este tesoro, inscrito en el Patrimonio mundial, todavía libre de la muchedumbre de turistas. Un soplo de aire fresco a lo largo de un río de aguas cristalinas, en medio de una naturaleza intacta y salvaje.

LO MEJOR DE TU TRAVEL ANGEL

Nicolas practica el senderismo de montaña desde su más tierna edad. Vivir en Kyoto le permite agarrar su mochila cuando quiera y hacer excursiones para meterse de lleno en la naturaleza, tiene el don de descubrir nuevos itinerarios, cada vez más sorprendentes.

Descripción

Al salir de Kyoto, la carretera se hace enseguida sinuosa y los grandes cedros japoneses a su lado se aferran a las pendientes empinadas y empujan sus troncos largos y rectos hacia la luz. Las casas son cada vez más escasas. Kyoto, sin querer, ha cambiado. La ciudad ruidosa está allá abajo, en la llanura, con sus 2 millones de habitantes y acá, en pocos minutos, un pueblo de montaña.

El autobús llega hasta un pequeño aparcamiento del que sale unas escaleras con musgo. Muy rápidamente, la sombra de los enormes árboles forma una bóveda impenetrable muy por encima de las cabezas, dándole al lugar una aureola de misticismo que era exactamente lo que buscaba su fundador, el célebre monje Myoe.

Se llega seguidamente al Kozan-ji. Aquí mismo se construyeron numerosos edificios de los que solamente ha sobrevivido, desde el año 1200, el Sekisui-in: La piedra y el agua. Todo es sobriedad. Estamos en la era de Kamakura y los guerreros son los maestros en este país. En estas montañas y en este templo es donde se diseñaron esos largos rodillos con dibujos que se llaman "chôjû giga". Escenas satíricas de aquella época acerca de la vida de los monjes, con rasgos de animales, considerados por algunos de los grandes nombres de la animación japonesa como los primeros mangas.

El paseo continúa a lo largo del río bordeado por arces y, por un pequeño puente arqueado, se llega a un segundo templo. Es posible descansar en las encantadoras pequeñas posadas, viendo la corriente, sentados en tatamis, al pie de la escalera que lleva al tercer templo, el Jingo-ji.

Este último está encaramado a una meseta que domina el torrente. La serie de edificios dispersos bajo la frondosa vegetación dan al conjunto un aspecto de amplitud y serenidad. Al dejar atrás la última cabaña, nos rodea la naturaleza salvaje. Cascadas y estanques con extraños reflejos entre verdes y azules invitan a bañarse al entrar los días calurosos, no es extraño cruzarse con algún grupo de simpáticos estudiantes que preparan una barbacoa de pescado en la arena...

Tras una hora y media de caminata más o menos, el Kiyotaki vierte en el ancho río Hozu, justo antes de llegar a la pequeña estación del tren turístico que lleva de regreso hacia Arashiyama.

Si todavía tienes energía y quieres mas aventura, se puede llegar a la ciudad a pie por Adashino y su bien surtida calle comercial bordeada por bonitas casas, algunas todavía con tejado de paja.

Al final de esta bella jornada, también puedes pasear bajo los brotes verdes de la arboleda de bambú o sentarte y meditar ante el notable jardín zen de Tenryu-ji.

Duración total de la jornada: unas 7 horas.
Tiempo caminando: unas 4 horas.
Nivel de la caminata: Fácil.

El precio indicado no es por persona, sino por grupo de 4 personas. Agrega unos 4 000 yenes por cada persona adicional.

Los niños pagan tarifa de adultos. Aunque el paseo se considera de nivel fácil, no es recomendable para niños menores de 6 años.

Actividad sólo disponible en francés y en inglés.

Cómo llegar

Tu guía te contactará por email o teléfono un par de días antes de tu actividad para decidir el lugar y la hora de encuentro.
Al seguir navegando por este sitio web, está aceptando el uso de cookies para mejorar las experiencias del usuario, ofrecer contenidos personalizados pensando en los intereses del usuario, o para realizar estadísticas de visitas. Al continuar en este sitio web, está aceptando el uso de cookies. Para más información, y para configurar sus favoritos acerca de las cookies.