Cédric Oldache

Cédric

Nacido en Nancy, ciudad hermanada con Kanazawa, he estudiado y trabajado durante ocho años en París. Con motivo de una vuelta al mundo descubrí Japón, donde al cabo de un tiempo decidí instalarme. He vivido primero en Kioto y ahora estoy en Kanazawa.

Trayectoria

Tengo un doble máster en Derecho mercantil e Historia del Arte por la Universidad de La Sorbona, París. Trabajé en un bufete de abogados, y posteriormente en galerías de arte moderno y contemporáneo en París.

RECOMENDACIONES

NO PERDERSE :

El Museo de Arte Contemporáneo de Kanazawa, diseñado por los arquitectos Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa. La colección permanente recoge obras de artistas importantes, entre ellos James Turrell, Olafur Eliasson, Anish Kapoor y Jan Fabre.

El Museo de Cerámica Ohi, una de las más refinadas de Japón, cerca del barrio de Geisha, Higashi Chaya Gai.

LLEVAR DE JAPÓN :

Porcelana Kutani, (Kutaniyaki en japonés) original de la municipalidad de Ishikawa, cuya capital es Kanazawa. 

QUÉ HACER :

El paseo "Utatsuyama Hiking Trail", de un poco menos de 3km, que serpentea por las callejuelas de Higashiyama. Pasará por docenas de templos. Dentro del mismo sector, también, el magnífico parque Utatsuyama, encaramado en la colina del mismo nombre.

PALABRAS ÚTILES :

"Anyato", en el dialecto de Kanazawa, significa "gracias". 

PLATOS PARA PROBAR :

Kanazawa es verdaderamente una ciudad de la gastronomía, con multitud de opciones desde los restaurantes de barrio barata a los galardonados con dos estrellas Michelin.

Hay que probar la cocina Obanzai, local y de temporada, centrada en verduras y pescado.

Pero también los pescados y mariscos, especialmente los erizos de mar, las orejas de mar y el Nodoguro (lubina rosada).

CUIDADO :

¡No hay que levantarse tarde por la mañana!