Colin Deschamps

Colin

Originario de Francia, Colin nació en un país y en una generación que adoptó muchos aspectos de la cultura popular japonesa. Conquistado la primera vez que visita el norte de Japón, decidió reorientar sus estudios para profundizar su conocimiento de la historia y de la lengua, y aumentar su experiencia personal del país.

Tras varios viajes más por todas partes en Japón, decide finalmente establecerse en la espléndida ciudad de Kioto.

A Colin le va a encantar compartir contigo su pasión por los numerosos aspectos de la historia, cultura, y lengua del Japón, así como la diversidad de la vida en el archipiélago.

Trayectoria

Tras estudios científicos iniciales en Francia y Japón, se orienta posteriormente por los estudios asiáticos, llevando a cabo investigaciones sobre la historia religiosa y artística del país. ¡Y no existe mejor lugar que Kioto para vivir esa pasión día a día!

RECOMENDACIONES

NO PERDERSE :

La región ofrece algunos de los templos más impresionantes del país, con arquitectura soberbia, bienes históricos seculares, y un patrimonio artístico rico y magnífico.

¡Para los apasionados de la historia, arte y artesanía, es recomendable también el Museo Nacional de Kioto donde se concentran tantos elementos espléndidos!

LLEVAR DE JAPÓN :

¡Una buena experiencia y la cabeza llena de buenos recuerdos son seguramente las mejores cosas que se pueden traer de vuelta a casa! Pero los objetos también pueden ser buenos compañeros. Además de un par de varillas de artesanía hechas con especies de madera local, un abanico plegable puede ser un recuerdo original y práctico. Kioto cuenta con numerosas tiendas especializadas, que ofrecen una amplia gama de tamaños, colores y motivos.

QUÉ HACER :

Kioto es en muchos aspectos una ciudad que vive la sucesión de las estaciones. Saber más de sus diversas fiestas, exposiciones, y especialidades de temporada profundiza y diversifica sin duda las experiencias.

Es también la ciudad ideal para "perderse" y pasear. Pasear por sus callejuelas y tomarse el tiempo suficiente para disfrutar de su ritmo tranquilo, lejos de las zonas animadas, revelará sus peculiaridades y la variedad de sus ambientes, y te ofrece un contacto más íntimo con la vida cotidiana local.

PALABRAS ÚTILES :

"Osusume wa nan desu ka?" (¿Qué me recomienda?) : ¡No hay nada mejor que encomendarse a un gourmet local para seleccionar los mejores platos!

PLATOS PARA PROBAR :

¡Un cuenco grande de fideos ramen frescos es para mí imprescindible, y la diversidad de los consomés, seguro que te van a sorprender! ¡Te recomiendo firmemente los "estilos" de Sapporo y de Fukuoka! Osaka, cariñosamente denominada la "cocina del país", te ofrecerá también una gran variedad de platos y golosinas populares.

CUIDADO :

En Kioto abundan los lugares espléndidos para visitar. ¡Una vida entera no bastaría para conocerlos! Creo que es una ciudad que se desvela mejor a ritmo tranquilo. Si uno se apresura y prepara una agenda muy cargada, se corre el riesgo de perderse el "ritmo" de la ciudad y la diversidad de sus ambientes.

Otro "cepo" puede ser centrarse demasiado en los sitios culturales y turísticos más famosos. Desde luego, nadie desea perderse los "imprescindibles" de la ciudad, pero Kioto es un lugar muy turístico y algunos de esos lugares pueden resultar muy congestionados, en detrimento de la comodidad de las visitas. Mi recomendación es "salirse de pista" y de aventurarse por lugares un poco menos frecuentados, que ofrecerán, sin embargo, una experiencia memorable. ¡El equilibrio en las visitas es la clave para hacer que su experiencia de Kioto sea lo más agradable posible!

Al seguir navegando por este sitio web, está aceptando el uso de cookies para mejorar las experiencias del usuario, ofrecer contenidos personalizados pensando en los intereses del usuario, o para realizar estadísticas de visitas. Al continuar en este sitio web, está aceptando el uso de cookies. Para más información, y para configurar sus favoritos acerca de las cookies.