Museo de Arte Pola   ポーラ美術館

Fecha de publicación :
Museo de Arte Pola

Desde el techo del Museo de Arte Pola.

Museo de Arte Pola

Vista aerea del Museo de Arte Pola.

Museo de Arte Pola

Museo de Arte Pola.

Desd Picasso hasta Foujita

Tanto su colección como su arquitectura innovadora hacen que visitar este museo sea una experiencia muy especial.

El extraordinario Museo de Arte Pola eligió como residencia el centro de un espeso bosque. Desde los inicios, la idea era establecer un centro de arte en armonía con la naturaleza. Todo ha sido diseñado para combinar la estética natural con la estética artística, siempre respetando el medio ambiente.

El edificio en sí fue construido en el sótano para integrarlo totalmente al paisaje pero está inundado de luz gracias a una gran cantidad de ventanas. En el interior, las galerías cuentan con obras de maestros europeos y también con obras japonesas u orientales, todas realzadas por las aperturas de luz natural. Nada ha sido dejado al azar y la iluminación de las salas garantiza una  calidad de observación, al mismo tiempo que  respeta las necesidades de conservación de las obras.

Inaugurado en 2002, el museo muestra las colecciones de la Fundación Pola, del grupo del mismo nombre del sector cosmético e inmobiliario, cuya misión es promover el arte y la cultura en Japón.

9500 raros tesoros

Sin limitaciones temporales, el Museo de Arte Pola,  posee miles de piezas, incluyendo unas cuatrocientas obras de famosos artistas europeos. Se puede ver a La joven con sombrero de encaje de Pierre Auguste Renoir (1841-1919) junto a Una figura entre otras por Wassily Kandinsky (1866-1944), mientras que las obras de artistas japoneses están ubicadas cerca de aquellas quienes las inspiraron. 

Normalmente las exposiciones están organizadas para destacar la carrera de un artista en particular o establecer una conexión entre un punto de vista europeo y otro japonés.

Bien sea para apreciar las obras menos conocidas de grandes figuras del arte o para iniciarse en el arte japonés, el Museo de Arte Pola es sin duda una experiencia agradable. Al final de la visita, ya cómodamente sentados en el bar de la sala principal, los amantes del arte pueden admirar la obra maestra del museo: la bella y salvaje región de Hakone, la cual se puede observar a través del techo de cristal.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros