El pueblo de vidrio   ガラスの里

Fecha de publicación :
El pueblo de vidrio

Vitrales en el pueblo de vidrio.

A través del espejo

Olvídate de los talleres oscuros y olorosos de los antiguos maestros vidrieros. Aquí, la arena fundida se transforma en una escena digna de los más atrevidos parques Disney.

A menos de una hora de Hiroshima, el castillo de este parque temático está dedicado al vidrio y es realmente impactancte. Detrás de sus paredes, hay un laberinto de espejos que fascina a los niños y a los narcisistas. En sus jardines hay un espacio de varios metros de diámetro que llama la atención con su brillante tornasol. Estas frágiles maravillas provienen de la fábrica de vidrio que está al lado del parque, donde trabajan los artesanos y los visitantes también pueden soplar vidrio. Los artistas moldean la masa amarilla y viscosa con sus pinzas antes de bautizarla con agua fría para luego convertirla en un jarrón, en un caballito o en un cenicero.

Detrás del castillo hay un museo que cuenta con una colección de piezas antiguas (la más antigua remonta a 1500 A.C.). También hay obras contemporáneas procedentes de todo el archipiélago y diferentes partes del mundo. Los entendidos podrán deleitarse en la galería de trajes tradicionales japoneses viendo las vestimentas decoradas con hermosas bolitas de vidrio nacarado.

Los amantes de las joyería pueden encontrar aquí las famosas perlas de la marca Toho, las cuales en parte  están hechas en los hornos de este parque y son el souvenir perfecto para recordar este mágico lugar.  

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros