Mikimoto - La Isla de las Perlas   ミキモト真珠島

Fecha de publicación :
Un puente conecta a Toba con la isla de perlas Mikimoto.

Un puente conecta a Toba con la isla de perlas Mikimoto.

Una pagoda decorada con perlas, exhibida en el museo Mikimoto.

Una pagoda decorada con perlas, exhibida en el museo Mikimoto.

Una pagoda decorada con perlas, exhibida en el museo Mikimoto.

Una pagoda decorada con perlas, exhibida en el museo Mikimoto.

Las famosas ostras

En esta isla privada que está conectada a Toba por un puente colgante hay un museo que rinde homenaje a Mikimoto y sus ostras.

La zona de Toba - una estación balnearia cerca de Ise -  fue muy popular en el pasado por sus ama (buzos especializados en la pesca de ostras de perlas). Esta tradición de buceo libre (apnea) se ha practicado durante dos mil años. La iniciación comienza a partir de 12-13 años de edad pero los buzos alcanzan la madurez alrededor de los 40 años.  Los poemas de Man'yoshu (alrededor de 760) aluden a esta tradición y el autor Yukio Mishima incluso les dedicó su novela, El sonido de las olas (1954).

No fueron los buceadores sino un hombre de negocios quién convirtió la tradición de las pesca de perlas en una producción industrial: Kokichi Mikimoto (1858-1954), cuya estatua se encuentra en la Isla de las Perlas (Mikimoto Pearl Island) de Toba. Además fue en esta isla en particular que él desarrolló la técnica que lo haría millonario: la inserción de un parásito en la concha de una ostra joven para que con el tiempo esta desarrollara una joya ...

Ejemplo de éxito

El museo en la isla habla de la historia de Mikimoto y su técnica. Hay folletos en inglés, películas y fotografías que ayudan a entender cómo logró su éxito. 

Aquí se muestran muchas perlas y obras hechas con ellas. A la izquierda del museo hay una amplia tienda que ofrece muchos artículos de valor provenientes de la isla y cuyas vitrinas exponen cientos de recuerdos que van desde 1000 a un millón de yenes.

No te pierdas las múltiples demostraciones diarias de buceo de los ama, que se pueden ver desde un pontón al frente del museo o desde un punto de observación.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros