Atami Baien   熱海梅園

Fecha de publicación :
El Atami Baien es encantador en todas las estaciones.

El Atami Baien es encantador en todas las estaciones.

Los momijis, arces japoneses dominan el paisaje.

Los momijis, arces japoneses dominan el paisaje.

Esta piedra indica la entrada al Atami Baien.

Esta piedra indica la entrada al Atami Baien.

A la sombra de los ciruelos

Cada invierno, alrededor de 730 árboles de ciruela florean en este jardín diseñado al estilo de finales del siglo XIX.

Se trata de la primera floración anual de ciruelos en Japón: de diciembre a marzo se puede disfrutar del hermoso paisaje del Atami Baien, con sus 730 árboles de ciruelo en flor. Se dice que el final de enero es el mejor momento para apreciarlos. Todo lo que realmente necesitas para hacerlo es una taza de té y una mirada contemplativa.

Cada estación, un nuevo espectáculo

Como es común en Japón, un jardín nunca es diseñado para ser apreciado durante una sola estación. En primavera, este jardín también se destaca por sus cerezos en flor y luego en el otoño por sus arces rojos.

La belleza de los rincones de este parque es embriagante. Imagina un pequeño santuario milenario a la sombra de un enorme alcanforero de dos mil años. Este pequeño santuario tiene una importante misión en la tierra del sake -complacer el deseo de sus adeptos que quieren brindar con alcohol ... Además de las virtudes del templo, se dice que dar la vuelta alrededor del antiguo árbol alarga la vida un año. 

El parque tiene otras maravillas que te harán querer disfrutar más tiempo en estos espacios de típico jardín japonés. No dejes de disfrutar de la Umemi-no-taki, una hermosa cascada, de los árboles cuidadosamente podados, puentes, estanques, y todo bajo una legendaria limpieza (las hojas caídas son recogidas de inmediato por los jardineros del parque).


Descubre también en KAMAKURA

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros