El Onsen Yamanaka   山中温泉

Fecha de publicación :
El onsen de Yanaka, perfecto para relajarse.

El onsen de Yanaka, perfecto para relajarse.

El puente Ayatorihashi ofrece una vista única del paisaje.

El puente Ayatorihashi ofrece una vista única del paisaje.

El río Yamanaka es uno de los principales ríos que atraviesa la ciudad.

El río Yamanaka es uno de los principales ríos que atraviesa la ciudad.

El puente de Yamanaka.

El puente de Yamanaka.

El onsen milenario

En la prefectura de Ishikawa se encuentran, enclavadas en las montañas, unas extraordinarias aguas termales milenarias.

Un lugar lleno de historia, tradición y cultura, así es como queremos describir el Onsen Yamanaka. La ciudad es heredera de una cultura muy antigua y a lo largo de su historia ha desarrollado una infraestructura dedicada a la relajación y a la contemplación de la naturaleza.

Durante todo el año los turistas caminan por las calles relajados después de haber disfrutado de un merecido descanso en los albergues locales. Cada albergue tiene algo excepcional que ofrecer. 

Onsen Yamanaka 

Según un pergamino antiguo que se conserva en el templo Loji, la creación del Onsen Yamanaka tuvo lugar hace 1300 años.
Un monje llamado Gyoki se habría encontrado con el Buda de la Medicina durante su peregrinación en la región de Kaga. El buda le indicó que bajo sus pies estaban unas aguas termales de extraordinarias virtudes curativas.

Lamentablemente, después de varias guerras locales, los manantiales fueron olvidados y sólo volvieron a descubrirse gracias a Nobutsuru Hasebe. Desde entonces su popularidad ha crecido y numerosas celebridades vienen aquí a descansar y disfrutar de los beneficios de sus aguas. 

Entre los onsen más famosos de la zona se encuentran el Matsuo Basho, el Kusatsu y el Arima.

Se dice que las aguas termales son beneficiosas para las articulaciones y ayudan a recuperarse rápidamente de las enfermedades. Los visitantes llegan desde primeras horas de la mañana para asegurarse de que estarán en forma para el resto del día. Muchos lugares ofrecen aguas termales, pero te recomendamos ir al Kikunoyu, una antigua casa de baños que existe desde los tiempos de la creación de la ciudad.

Los alrededores de la zona son de una naturaleza impresionante así que también te recomendamos dar un paseo por el lado de los cañones de Kakusenkei, el valle más hermoso de la región. También te puedes escapar un día a esquiar en el Monte Hakusan. 

Esta zona es particularmente adecuada para paseos en yukata y es uno de los mejores lugares para el disfrutar el hanami (contemplación de los sakura, cerezos japoneses). Este no es de los sitios más turísticos, pero no quiere decir que no sea de los más bellos. 

Otras atracciones cercanas

  • Yuge-Kaido: Para artesanías típicas de la región, especialmente lacas y la cerámicas
  • Bus Osanpo: Un paseo en autobús que cubre las principales zonas turísticas de la región en 40 minutos. Hace paradas en los ryokan, en los paisajes naturales, en las galerías y en las tiendas de artesanía.
  • El templo Ioji: Construido por Gyoki, está consagrado a la protección de la ciudad. Su locación privilegiada a lo alto de una pequeña colina ofrece una vista impresionante de Onsen Yamanaka. Tiene algunos elementos patrimoniales que cuentan la larga historia de la ciudad.
  • Festival Furusato Yamanaka: Una fiesta típica de Yamanaka con muchos bailes tradicionales, como el Yamanaka Bushi. También hay muchos puestos de comida, recuerdos y actividades durante las ceremonias. Muchos templos ofrecen su bendición a los visitantes. La ciudad cae en una especie de trance inducido por el ritmo de los taiko.


Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros