Sitios naturales cerca de Kanazawa   金沢自然公

Fecha de publicación :
El paisaje alrededor del monte Hakusan cambia totalmente según las estaciones.

El paisaje alrededor del monte Hakusan cambia totalmente según las estaciones.

En el pantano de Katano se pueden observar las cercetas Baikal.

En el pantano de Katano se pueden observar las cercetas Baikal.

La cima del Monte Hakusan en invierno.

La cima del Monte Hakusan en invierno.

Entrada a la estación de Kanazawa.

Entrada a la estación de Kanazawa.

Entre la tierra y el mar

Debido a su ubicación privilegiada, entre el Mar de Japón y las montañas, Kanazawa ofrece excelentes parques naturales.

En la prefectura de Ishikawa, uno puede moverse entre el mar y la montaña con mucha facilidad. Se pasa por grandes extensiones de exuberante vegetación, llenas de flores y árboles que crecen fácilmente gracias al clima lluvioso y húmedo de la región. 

Este territorio no sólo está marcado por su ecosistema sino también por su relieve: la región contiene algunos de los parques naturales más bellos de Japón y de las zonas montañosas más impresionantes del archipiélago. Kanazawa es una verdadera delicia durante todo el año.

El Mont Blanc

Japón no sólo tiene los Alpes japoneses, término que designa sus cadenas montañosas, sino también el monte Hakusan, que literalmente significa "montaña blanca" (recuerda inevitablemente su homólogo francés). El Monte Hakusan se encuentra en el Parque Nacional Hakusan, una vasta extensión de 47.700 hectáreas, que abarca las prefecturas de Ishikawa, Fukui, Gifu y Toyama. El Parque Nacional Hakusan está poblado por una impresionante flora y una fauna silvestre que evoluciona en medio de una naturaleza excepcional.

El sitio ha sido reconocido por la UNESCO como "Reserva de la Biosfera", un título que reconoce tanto la riqueza natural como los esfuerzos para preservar su medio ambiente a través del tiempo. 

El pantano de Katano

A 15 minutos al este de la ciudad de Kaga se encuentra un pequeño santuario de aves, el pantano de Katano. En este sitio especial para los observadores de aves, los gansos, ocas y patos viven una vida feliz lejos de la civilización. Con cada cambio de estación diferentes especies van y vienen y dan magníficos espectáculos. Es realmente especial tener la oportunidad de observar la cerceta Baikal, una rara especie en peligro de extinción. 

Con un especial amor y preocupación por su entorno, la ciudad de Kaga construyó observatorios que aprovechan la naturaleza del lugar. La ciudad también está inscrita en la convención de Ramsar, que se dedica a proteger el ecosistema único de las regiones húmedas. Siguiendo este espíritu de conservación y difusión, un equipo formado por miembros de la asociación de aves silvestres de Japón está siempre disponible para informar y guiar a los turistas.

Los cañones de Kakusenkei

También en los alrededores de Kaga, más al sur de Kanazawa, se encuentran los cañones de Kakusenkei, cerca del famoso Onsen Yamanaka. Es bien sabido que este lugar inspiró al escritor Matsuo Basho, lo cual es comprensible pues cualquiera que sea la temporada, las vistas son realmente impresionantes.

Los desfiladeros se reflejan en el agua, las cascadas fluyen sobre las rocas desgastadas por la erosión milenaria, la presencia de maravillosas obras hecha por el hombre como el puente Ayatori de más de 80 metros de largo ... todo esto nos transporta a un sitio donde el tiempo no existe. 

Este es el lugar perfecto para un fin de semana de relajación y de reflexión. Es bueno saber que este también es uno de los sitios favoritos para disfrutar los cerezos en flor.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros