El templo Gokurakuji   極楽寺

Fecha de publicación :
El Templo Gokurakuji

El jardín seco del templo Gokurakuji.

El Templo Gokurakuji

Espacio principal del Templo Gokurakuji.

Uno de los padres de de Gokurakuji.

Uno de los padres de de Gokurakuji.

Mente sana, cuerpo sano

Kinosaki es una antigua ciudad de aguas termales que ya estaba activa durante el periodo Edo. Entre su prestigiosos onsenes todavía se ven antiguas calles y templos, uno de ellos es el templo Gokurakuji.

El templo Gokurakuji se encuentra en las afueras del centro de Kinosaki y su río, cerca de las montañas y cerca de la casa de baños Mandarayu, uno de los 7 importante onsenes de Kinosaki.


Un refugio zen

El templo Gokuraji está en una zona alejada, pegado a las montañas, lo cual le da un ambiente tranquilo, verde y sereno, como deben ser los templos Zen de la secta Shingon.

El objetivo principal del templo Gokurakuji es obtener el Satori a través de la meditación.

El Gokurakuji no es un templo cerrado pues organiza sesiones de meditación zazen para todos aquellos que estén interesados.

Aprender a meditar

Los sacerdotes del templo enseñan a los visitantes a sentarse y respirar para abrirse al universo que los rodea.

La meditación se hace contemplando el jardín seco del templo que simboliza la dualidad de lo vivo y lo inerte. Aquí uno llega a percibir lo que nuestros oídos urbanos habían olvidado: el sonido del viento que sopla en el bosque cercano, el canto de los pájaros, el respirar de la naturaleza.

Después de haber relajado el cuerpo en las aguas termales del onsen y la mente con la meditación uno se siente renovado, calmado y en armonía, listo para regresar al ajetreo de la vida moderna.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros