Kobe   神戸

Fecha de publicación :
Harbor Land

Vista del puerto con la torre Kobe Port Tower y con el Museo Marítimo.

Harbor Land

Vista sobre el Mosaic Garden en el Harbor Land de Kobe

Vecindario Kitano

Las casas occidentales del vecindario Kitano.

Cascada Nunobiki

Cascada Nunobiki

Kobe: La Puerta de los Dioses

Kobe ofrece mucho más que su famosa carne de buey alimentado con cerveza. Esta ciudad portuaria exótica y encantadora ha logrado una y otra vez renacer de sus cenizas .

La historia de la ciudad de Kobe, cuyo nombre significa literalmente la puerta de los dioses, es similar a la de Yokohama y Nagasaki. Originalmente un humilde puerto pesquero, Kobe se desarrolló rápidamente debido a su comercio con países extranjeros y ha vivido muchos buenos momentos.

En 1180, el comandante militar Taira no Kiyomori decidió establecer la capital de Japón en Kobe, pero este éxito sólo duró seis meses.

Más tarde, con la reapertura del país a los extranjeros en 1854, Kobe vuelve a brillar una vez más y se convierte en una de las más grandes ciudades portuarias del archipiélago.

Hoy día, construcciones modernas y complejos recreativos se superponen en el area portuaria Harbor land. Entre ellos están la torre Port Tower, el Parque Meriken, el jardín mosaico y el Museo Marítimo de Kobe .

Colores locales e internacionales 

Al igual que con sus primos de Yokohama y Nagasaki, muchas comunidades extranjeras compuestas por marineros y comerciantes se establecieron en Kobe una vez finalizado el período de aislamiento (1641-1853).

El ambiente romántico del barrio occidental Kitano y el espíritu vibrante del barrio chino Nankin-machi, le han dado a esta efímera capital ese toque exótico que hoy día la distingue.

Temor y temblor

Después de la Segunda Guerra Mundial, Kobe, parcialmente destruida por los bombardeos, renace más próspera y más moderna que nunca.

Pero de pronto, el 17 de enero de 1995 a las 5:46, todo se derrumba de nuevo. El terremoto de Hanshin destruye la ciudad, dejando más de 5000 muertos.

Sólo tomó unos dos años para reconstruir la ciudad. En la actualidad, el parque conmemorativo del terremoto y una parte del muelle que quedó intacta son los únicos vestigios de este terremoto devastador.

Escapada salvaje

Encunada entre el mar interior de Seto y el monte Rokko, Kobe está rodeada por una increíble escenografía natural. Tanto Suma Beach (cerca del cosmopolita parque Suma Rikyu y del Parque de la vida acuática ), como las cascadas Nunobiki, seducen a sus visitantes con unas vistas excepcionales.

También está el teleférico Shin-Kobe, ¡desde aquí puedes ver todos los tesoros de Kobe en panorámica!