Museo de la destilería de sake Hakutsuru   白鶴酒造資料館

Fecha de publicación :
El edificio del museo de la destilería de sake  Hakutsuru

El edificio del museo de la destilería de sake Hakutsuru

Entrada al museo de la destilería de sake Hakutsuru.

Entrada al museo de la destilería de sake Hakutsuru.

Fabricación tradicional de sake.

Fabricación tradicional de sake.

Líder en ventas

¿Sabías que Kobe y su región acogen 3 antiguas casas de producción de sake?  Un paraíso para los amantes de esta bebida japonesa.

Kobe es la ciudad donde se puede degustar la famosa carne de Kobe. Pero esta no es la única curiosidad gastronómica del lugar. Aquí el sake también se da su puesto. Entre todos los alcoholes, el Hakutsuru (白鶴), literalmente "la grulla blanca" es un sake famoso en Japón, y sin duda uno de los más conocidos en el resto del mundo.


Historia corta
El sake Hakutsuru es una marca registrada desde 1885, pero su fundador, Jihei Kano, ya había estado produciendo este alcohol desde 1743.

Lee: El hanami une el ritual del sake con la admiración de la naturaleza

La histórica Hakutsuru se encuentra en el vecindario de Nada, donde se concentran las destilerías. Esta zona se encuentra cerca de las vía marítimas, lo cual la convirtió en un lugar ideal para la exportación. Después del gran terremoto de Kobe en 1995, la producción fue mudada tierra adentro y la antigua destilería se convirtió en un museo.

Un museo de sake lúdico

Hoy día Hakutsuru produce sake en una fábrica moderna, pero la marca quiso presentar en su museo el proceso tradicional.

La experiencia es muy entretenida: se puede escuchar un audio, ver videos cortos explicativos y se han recreado muchos elementos y detalles. Aunque no entiendas japonésla visita resulta divertida. Además, en la entrada reparten un folleto en inglés. 

Lee: Umeshu, la ciruela de verano


Esta visita  también es la oportunidad perfecta para degustar algunas muestras de sake ¡gratis! 


Para más información: sitio web del museo (en inglés)

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros