El Castillo Nijo   二条城

Fecha de publicación :
Vista del estanque del Castillo Nijo-jo.

Vista del estanque del Castillo Nijo-jo.

Techo del Castillo Nijo-jo.

Techo del Castillo Nijo-jo.

Ninja ¡cuidado!

Un piso que canta, unas habitaciones secretas... El Nijo es un castillo muy singular que vale la pena explorar durante tu visita a Kyoto. 

El castillo fue construido en 1603 como la residencia del primer shogun, Tokugawa Ieyasu (1543-1616). Este conjunto consiste en varios edificios, fortificaciones y bellos jardines donde florecen los ginkos y otros cerezos japoneses. El estilo arquitectónico refinado del castillo y de los otros elementos que lo componen son prueba del prestigio de Ieyasu, al mismo tiempo que hablan de la renuncia de emperador al poder. El Castillo Nijo es un sitio de memoria y de belleza, en la lista de patrimonio mundial de la Unesco, gracias a su singularidad.

Para cuidarse de los traidores, Ieyasu hizo poner un piso de "ruiseñor" en los pasillos del castillo. Apenas alguien pisara esta superficie, el piso haría un ruido similar al del pájaro, de esta manera nunca serían sorprendidos por intrusos o potenciales asesinos, como por ejemplo un legendario ninja.  

En el castillo puedes descubrir pinturas de la famosa escuela Kano, incluyendo la obra del propio Kanô Tanyû (1602-1647) representando la sala de recepción imperial, así como elementos decorativos - paneles corredizos que ocultan habitaciones secretas donde los guardaespaldas de Tokugawa Ieyasu descansaban y podían velar por su maestro. 

Consejo: mira hacia arriba y admira el detalle del techo y déjate llevar por el canto de los ruiseñores.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros