Fushimi Inari Taisha   伏見稲荷大社

Fecha de publicación :
Los torii del Fushimi Inari.

Los torii del Fushimi Inari.

Entrada al Fushimi Inari.

Entrada al Fushimi Inari.

Haciendo camino, un viaje iniciático

Al sur de Kyoto, los miles de torii de Fushimi Inari Taisha, puertas tradicionales en la entrada de los santuarios sintoístas, están alineados como tótems rojos y negros a lo largo del bosque.

Aquí es raro ver la misma cantidad de turistas que se encuentran en Ginkakuji y Kinkakuji. Aquí lo que encuentras es un poco de silencio, un viento suave, algunos bambús ... y así inicias la tranquila caminata de dos horas bajo los árboles, seguida de un descanso en un claro, una copa alrededor de la mesa de un pequeño restaurante dirigido por un atento habitante local. El santuario sintoísta Fushimi Inari construido en el siglo VIII por el clan Hata (inmigrantes coreanos), tiene varios elementos fuera de lo común:

Sin lugar a dudas este es el santuario más particular de Kyoto, tal vez de todo Japón. Primeramente, no tiene edificios imponentes,  pero sí cientos de torii que se pierden de vista. Es un lugar para visitar una y otra vez, tan solo por el placer de caminar este recorrido infinito. Otro elemento digno de mencionar es que este sitio, a pesar de su belleza, es mucho menos visitado. No hay edificios dorados para fotografiar luchando contra la masa de turistas, sólo la sensación de estar aquí y ahora.

Buscando el Kitsune

Ven con suficiente tiempo para pasear, darte una vuelta por una entrada, dudar entre dos caminos cuando la carretera se bifurca y ves dos filas de torii frente a ti, darte la vuelta o tal vez no y dejarte llevar por la atmósfera cautivadora. Intenta domesticar las estatuas de piedra kitsune - los míticos zorros- que marcan el camino. Estos kitsune le dan al lugar toda su espiritualidad. El Inari, la deidad del crecimiento del arroz, los negocios y el comercio, reina en este lugar a través de su mensajero terrenal, este animal astuto que te mira fijamente con sus ojos inquisidores y lleva una rama de arroz en su hocico.

Kyoto todavía tiene estos lugares más solitarios que son tesoros para aquellos viajeros en busca de autenticidad. Obviamente también hay otros excursionistas visitando el lugar, pero no ejercitos de turistas. Sólo una armada de torii.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros