Inicio > Kyoto > Kyoto - 京都

Kyoto
京都

Geisha en Kyoto

Geisha en un templo de Kyoto

Fushimi Inari

Torii gigantesco en el santuario de Fushimi Inari.

Templo budista Shisen-do

Jardín en el templo budista Shisen-do

El pabellón de oro

El pabellón de oro

Torii del Fushimi Inari Taisha

Torii del santuario Fushimi Inari Taisha en Kyoto.

La bella despierta

Kyoto combina el pasado, el presente, y el futuro. La antigua capital imperial produce fuerte admiración. Su nombre está vinculado a la idea de la perfección. Antigua capital de Japón durante más de mil años, la encantadora e incomparable Kyoto está impregnada de historia, cultura, y tradición.

Esta milenaria ciudad no se duerme en sus laureles. Kyoto, la cuna de la identidad cultural de Japón, es un ícono de las artes, la espiritualidad y la gastronomía.

Pasear por Kyoto es intoxicante. El tranquilo jardín zen de Ryoanji con su famoso paisaje seco, Kinkakuji o el pabellón de oro glorificado por Yukio Mishima (1925-1970), el barrio de Gion y el Camino de los Filósofos, seducen hasta al más el más difícil de seducir. Los viajeros más insaciables se van de compras por las calles que llevan al templo Kiyomizu-dera, para ir a las tiendas de cerámica y comprar especialidades locales como yatsu hashi (pasteles de Kyoto). También se puede pasear por el mercado de Nishiki, un callejón largo y cubierto donde los comerciantes venden orgullosamente los ingredientes típicos de la cocina de Kioto. El parque Maruyama durante el mes de abril es un magnífico evento con las flores del cerezo. El "ir a ver las flores" en el fondo significa celebrar el renacer de la naturaleza.

Hay infinitos itinerarios, formas, y rutas para explorar Kyoto. La ciudad está custodiada por casi 1.600 templos budistas y más de 250 santuarios sintoístas. La presencia de estos monumentos hace que sea inevitable sentir el peso de los siglos. La antigua Heian-kyo, "capital de la paz y la tranquilidad," luego transformada en Kyoto, le dejó este legado a la ciudad. También la llaman la "Florencia del Lejano Oriente", y ella presume y cela sus tesoros. 

Millones de turistas vienen a Kyoto cada año. Escuelas enteras de estudiantes vienen de todo el país para visitar los templos, santuarios y jardines. Aquí hay tanto que explorar que no se puede cubrir todo en una sola visita. Si vas a venir por poco tiempo te aconsejamos que elijas de antemano los monumentos que definitivamente quieres visitar para así sacarle más provecho a tu estadía.

Kyoto, Patrimonio Mundial según la UNESCO, nunca olvida su prestigioso pasado. Fundada en el año 794, se convierte en la sede de la corte imperial a expensas de Nara, el centro político y religioso del país en ese momento. ¿Por qué? Las creencias religiosas tuvieron demasiado peso en la corte imperial. Durante más de mil años, Kyoto ha encarnado el espíritu de Japón. A pesar de que en 1968 fue despojada del título de capital para transferírselo a Tokio (hasta entonces Edo), Kyoto nunca dejará de ser el centro espiritual y artístico de Japón.

Kyoto y la bomba

Rodeada de tupidas colinas de pinos rojos y bambú y construida según el modelo de Chang'an, la capital china de los Tang, Kyoto no sufrió bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando el presidente de Estados Unidos, Harry Truman, decidió usar la fuerza de la bomba atómica contra Japón, Kyoto era una de las cuatro ciudades objetivo. Pero gracias a la intervención del orientalista francés Serge Elisseeff frente al Pentágono se lograron evitar daños irreparables. Su argumento fue que tal decisión destruiría tesoros culturales de valor incalculable y sería perjudicial, a futuro, para una reconciliación entre los dos países. El fue escuchado.


1 puntuación de 5

Todos los artículos sobre Kyoto

Aguas termales y baños
Al seguir navegando por este sitio web, está aceptando el uso de cookies para mejorar las experiencias del usuario, ofrecer contenidos personalizados pensando en los intereses del usuario, o para realizar estadísticas de visitas. Al continuar en este sitio web, está aceptando el uso de cookies. Para más información, y para configurar sus favoritos acerca de las cookies.