Ohara   大原

Fecha de publicación :
Un Jizo Ohara, cerca de Kyoto.

Un Jizo en Ohara, cerca de Kyoto.

Al pie del Monte Hiei, esta ciudad agraria revela el campo que muchas veces es ignorado por los turistas.

Al pie del Monte Hiei, esta ciudad agraria revela el campo que muchas veces es ignorado por los turistas.

Un negociante en una calle de Ohara.

Un negociante en una calle de Ohara.

Japón de ciudad y de campo

Aunque técnicamente está dentro de los límites administrativos de Kyoto, Ohara parece pertenecer a una burbuja lejos de todo, donde el tiempo no existe. Situada a los pies del monte Hiei, esta ciudad agraria tiene muchos encantos a menudo ignorados por los turistas: los encantos del campo.

Súbete en el autobús y déjate transportar. A unos cuarenta minutos de serpenteo a través de colinas y valles, finalmente llegas a campo adentro. Ohara es un destino popular para los amantes del paisaje. Lo ideal es pasar la noche en un ryokan (posada tradicional) pero los que tienen prisa pueden conformarse con un día retozando en la naturaleza.

El agua y la tierra

Si Ohara tiene una buena reputación en la región es debido a sus tsukemono. Estos son unos vegetales conservados de diversas formas que acompañan las comidas. Se usan para "limpiar el paladar" entre los diferentes platos que componen las comidas japonesas. A lo largo de la calle principal que conduce al Sanzen-in, muchas tiendas ofrecen una muestra de estas especialidades en vinagre o salados. Aquellos a quienes les gusta aventurarse con nuevos sabores se verán seducidos a probar algo nuevo a lo largo del día.

Puedes continuar la caminata en el bosque que rodea el pueblo y que le lleva a la cascada Otonashi no taki, literalmente "la cascada sin ruido." Se dice que el sonido de la cascada se fusionó con los cantos de los monjes de los templos cercanos y esto la volvió casi silenciosa.

El pueblo está lleno de muchas fuentes termales (abiertas al público o en hoteles) directamente extraídas de las montañas de los alrededores. Famoso por sus arces rojos en otoño y su paisaje nevado en invierno, Ohara es el lugar perfecto para descubrir las zonas el Japón rural, perdiéndose entre las montañas y los campos de arroz.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros