Onsen Unzen   雲仙温泉

Fecha de publicación :
En Unzen hay aguas termales  por todos lados, incluso al aire libre.

En Unzen hay aguas termales por todos lados, incluso al aire libre.

Unzen Jigoku, donde los infiernos de Unzen son los géiser hirvientes.

Unzen Jigoku, donde los infiernos de Unzen son los géiser hirvientes.

Bienvenidos al infierno

Situadas en el parque nacional más antiguo de Japón, las aguas termales de Unzen burbujean con sus beneficios.

Todos los lugareños te dirán que los baños de Unzen ofrecen lo mejor en onsen por su alto contenido de azufre (gracias al volcán cercano) y a la acidez de sus aguas. 

Visitar este onsen es la oportunidad perfecta para vestir un yukata y pasearse por las calles del pueblo Unzen, probar los onsen de los ryokans y disfrutar de un momento típico japonés admirando este paisaje dantesco. En este pequeblo pueblo montañés hay una docena de centros turísticos de lujo, muy frecuentados por la gente de la cercanas Nagasaki y Kumamoto. Aquí también puedes encontrar algunos baños públicos donde uno chapucea junto con los ancianos  (Shin-yu y Yunosato, en el centro).

Al vapor

Esta es una tierra volcánica, llena de vapores y géiseres y fue este escenario caótico de Unzen que le dió origen al apodo del parque volcánico: Unzen Jigoku ("los infiernos de Unzen"). Aquí hay un circuito que serpentea entre las piscinas de barro y los montículos de azufre. Toda la zona es más natural y agradable que los famosos infiernos de Beppu. Y ya que estás aquí, ¿por qué no aprovechar la oportunidad de probar la cocina local, jigoku mushi (cocinada con los vapores volcánicos).

Una historia trágica

Esta región está habitada desde los años 700 pero no fue hasta 1653 que se le dio el título de "ciudad onsen", cuando el señor de Shimabara decidió preservar la zona y prohibió matar cualquier tipo de animales. Sin embargo, fue aquí donde muchos misioneros y religiosos fueron torturados y asesinados, lanzados a los "infiernos de Unzen" durante el oscuro episodio del martirio de los cristianos en Japón.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros