El camino de Nakasendo   中山道

Fecha de publicación :
La ruta Nakasendo entre Tsumago  y Magome.

La ruta Nakasendo entre Tsumago y Magome.

El camino de Nakasendo en el otoño.

El camino de Nakasendo en el otoño.

El camino de Nakasendo pintado por Hiroshige.

El camino de Nakasendo pintado por Hiroshige.

Tabletas (kousatsuba) en la entrada de Magome.

Tabletas (kousatsuba) en la entrada de Magome.

El camino en medio del bosque.

El campo cerca de O Tsumago.

El campo cerca de O Tsumago.

Las gohei mochi, bolitas de arroz de Magome,

Las gohei mochi, bolitas de arroz de Magome,

El campo japonés

El camino de Nakasendo hoy día es todavía el mismo que tomaban los gobernantes feudales, comerciantes y artesanos de la era Edo (1603-1868) para conectar entre Tokio y Kyoto por el interior.

Pasear por el camino de Nakasendo entre Magome y Tsumago es revivir el pasado de los pueblos pintorescos y bien conservados mientras descubres el campo japonés.

El camino a la era Edo

Esta ruta de 533 km se recorría en unos veinte días. En algunos puntos requerían de una preparación específica. Como era más largo y difícil que la ruta costera de Tokaido, el camino de Nakasendo era un poco menos transitado.asc

En ese entonces existían cinco caminos que salían desde Tokio. Los otros tres comunicaban con Nikko (Nikko Kaido), la provincia de Mutsu (Oshu Kaido) y la provincia de Kai (Koshu Kaido), donde se cruzaba con el Nakasendo que atravesaba las actuales prefecturas de Saitama, Gunma, Nagano, Gifu y Shiga.

En cada una de las 69 estaciones (o juku) los viajeros y sus caballos podían descansar. Las etapas del camino fueron pintadas por Hiroshige y Keisan Eisen en la serie de grabados "las 69 vistas del camino de Kisokaido".

Entre Magome y Tsumago

Hoy en día es posible caminar por varias secciones de estos caminos. No se puede describir la emoción que se siente al caminar por los caminos que todavía tienen las piedras originales y cruzar los límites históricos. La parte más conocida y una de las más espectaculares es la del valle de Kiso entre Magome y Tsumago, las cuidades etapas número 42 y 43.

Debido a la altitud de los dos pueblos, es aconsejable iniciar la caminata desde Magome en el valle Kiso. En el centro del pueblo está la oficina de turismo con información sobre la ruta y un mapa en inglés. Hay tiendas en casas de madera de la época que ofrecen sabrosos productos locales.

El molino de la selva

El sendero comienza en la parte alta del pueblo. Después de pasar las tabletas (kousatsuba) que anunciaban las órdenes del shogun, un camino bien marcado sube suavemente hasta un molino. No dejes de mirar hacia atrás para poder apreciar la vista del valle y el hermoso paisaje. Un aviso aconseja sonar la campana para mantener alejados a los osos.

Luego el camino se une a donde hay algunas casas. A la salida de la aldea hay un pequeño santuario escondido en medio la naturaleza. La siguiente etapa es el pasaje donde los avisos anuncian el cambio de prefectura. La vegetación cambia y el sendero desciende hacia el bosque. Más abajo hay una cabaña donde puedes beber té caliente y descansar. Más adelante el camino se divide en dos. La ruta de la izquierda lleva a las cascadas Medaki y Odaki.

Bellezas del campo

El camino sigue descendiendo hasta que se despeja el bosque para dar camino al pueblo de O Tsumago. En la entrada del pueblo hay un camino un poco empinado que va hacia la izquierda y pasa a través de arrozales. El hermoso espectáculo del campo japonés vale la pena el desvío.

Después de pasar O Tsumago, el camino histórico baja hacia Tsumago que está tan bien conservado como Magome. Después de varias horas caminando tienes varias opciones: hacer compras en las tiendas de recuerdos, visitar el museo de historia local, comer gohei mochi (pastel de arroz) o sentarte en un café y disfrutar de la atmósfera especial de este pueblo. Y si puedes ¿por qué no pasar la noche aquí y disfrutar del Japón tradicional?

Regresar o prolongar la estadía...

Para regresar tienes tres o cuatro autobuses que hacen este trayecto ida y vuelta todos los días. Si tienes coche en ambos pueblos puedes dejarlo en los amplios estacionamientos cerca de las paradas de autobús.

Las otras etapas:

Si deseas alargar este paseo puedes continuar el camino de Nakasendo hasta Narai (ciudad-etapa 34). Puedes hacer otros senderos en otro valles, por ejemplo los del valle de Mino:

  • Nakatsugawa Juku - Magome-juku pasando por Ochiai-Juku con la posibilidad desviarse al castillo de Naegi: 9 km

  • Fujimura Kousatsube (3 km hasta la estación de Takenami) - Hosokute juku (13 km desde JR Mizunavi)

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros