Horyuji   法隆寺

Fecha de publicación :
Rito de purificación en el templo Horyuji.

Rito de purificación en el templo Horyuji.

Jardín del Rito del templo Horyuji.

Jardín del Rito del templo Horyuji.

La pagoda de cinco pisos del templo Horyuji.

La pagoda de cinco pisos del templo Horyuji.

En el atrio del templo Horyuji.

En el atrio del templo Horyuji.

El florecimiento de la ley

En las afueras de Nara, en medio de los pinos, está el Horyuji, con los edificios de madera más antiguos del mundo que a su vez son el templo más antiguo de Japón.

Construido en el año 607 a petición del príncipe regente Shotoku Taishi (574-622) para cumplir el deseo de su padre, el templo Horyuji ilustra las influencias de la arquitectura china y coreana de los siglos VII y VIII.

Considerado fuente de la civilización y de las artes japonesas, este sitio que fue el primer sitio japonés inscrito como patrimonio mundial de la UNESCO en 1993, se divide en dos estructuras distintas. 

La sección oeste (Sai-in), con su pagoda de cinco pisos, y el Kondo, el pabellón principal que se quemó en 1949 debido a un cortocircuito eléctrico pero luego fue reconstruido idénticamente. Su interior conserva unas estatuas de Budas que incluyen una representación de la tríada shaka. Es decir, Sakyamuni, el Buda histórico también conocido como Siddhartha Gautama, acompañado por dos bodhisattvas (seres de Iluminación y compasión pura), hechos de bronce por el capitán Tori en 623 y dedicados al príncipe Shotoku.

La sección este (Para-in) se organiza alrededor del yumedono o pabellón de los Sueños - su nombre proviene de una leyenda que cuenta que el príncipe tuvo un sueño con una ninfa celeste que lo iluminó acerca del misterio de un sutra (texto de las palabras atribuidas a Buda o a sus discípulos inmediatos).

El edificio tiene una sorprendente arquitectura octogonal, la más antigua de su tipo en Japón, y guarda estatuas de gran interés como por ejemplo la de Kuze Kannon que estuvo escondida durante más de setecientos años y así fue como conservó todo su brillo. Esta "estatua oculta", que tiene los rasgos del príncipe sólo puede ser vista durante ciertos períodos del año.

Belleza compasiva

Famoso por las esculturas, pinturas y objetos rituales que posee, "el templo de la ley floreciente" contiene tesoros artísticos únicos. Una obra maestra que data del siglo VII, la estatua de la bodhisattva Kudara Kannon, es la obra emblemática del período llamado Asuka (538-710). Esta estatua que encarna la elegancia de este estilo está tallada en un bloque de alcanfor, una madera muy difícil de trabajar. Su cuerpo esbelto, enigmática sonrisa, ojos rasgados, el halo de su cabeza y los pliegues del drapeado, se juntan para crear una sensación de dulzura compasiva.

Descubre también en NARA

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros