El barrio Shinsekai   新世界

Fecha de publicación :
El barrio Shinsekai.

El barrio Shinsekai.

Un restaurante de fugo en el barrio Shinsekai de Osaka.

Un restaurante de fugo en el barrio Shinsekai de Osaka.

La torre de Shinsekai.

La torre de Shinsekai.

Juventud de otros tiempos

El área de Shinsekai ,"nuevo mundo", se originó en 1912 y entonces le dio nueva vida a Osaka. Shinsekai podría beneficiarse de una renovación ella misma, pues su atmósfera pintoresca y calles kitschy se quedaron en el siglo pasado.

A principios del siglo XX, la alegría y la renovación invadieron esta "nueva ciudad " que tomó prestado el modernismo y la obsesión por replicar el mundo occidental. La parte sur se basó en Nueva York, la Gran Manzana, mientras que la parte norte copió a París, la Ciudad de las Luces. Los restaurantes, tiendas y boutiques tienen un ambiente colorido y cálido, pero también dudoso, como la reputación que Shinsekai se ganó a lo largo de los años como zona misteriosa, centro de los yakuza y lugar de prostitución. En el centro de este mundo está la torre Tsutenkaku construida en 1912 cuya base está inspirada en el Arco del Triunfo y su parte superior en la Torre Eiffel. Aunque Tsutenkaku fue reconstruida en 1956 y se reemplazó el arco francés con una base gris que parece una plataforma petrolífera, esta sigue teniendo su aire parisino.

Rojo y gris

Las calles peatonales están llenas de luces de neón y llamativas vitrinas. Existe un montón de opciones para probar la especialidad de la zona, el kushiage, un pincho de carne frita (串 カ ツ) que es ideal para comer mientras paseas. Las salas de juego y los pachinko son un homenaje a los 1980. Es interesante entrar para apreciar este ambiente que le da un toque diferente a esta zona variada y que atrae a más turistas que a locales.

Influencias extranjeras

En todas partes verás estatuas o figuras del sonriente Billiken de más de cien años (originalmente creado por un ilustrador estadounidense) que se ha convertido en la figura popular con la cual todos se toman fotos y quieren tocar para que les traiga buena suerte.

Para finalizar el paseo por la zona, ¿por qué no disfrutar de un baño en el Spa World, este onsen artificial y occidentalizado? Después de haber visto todo este kitsch, nadar en una piscina con estilo persa no debería sorprender.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros