El barrio Tempozan   天保山

Fecha de publicación :
Vista del barrio Tempozan.

Vista del barrio Tempozan.

Acuario del barrio Tempozan.

Acuario del barrio Tempozan.

Atracciones y artificios

Ideal para familias, este barrio costero ofrece todo el entretenimiento ideal para toda la familia.

En Japón, cualquier ciudad costera que se respete debe tener su isla artificial. Al igual que Odaiba en Tokio, Tempozan es una la isla de atracciones con muchas oportunidades para divertirse. Primero tienes el Osaka Aquarium, conocido por su diversidad. A los niños también les encanta la gran rueda de la isla que tiene 112 metros de altura, una de las más altas del mundo, desde donde se puede ver el conjunto Osaka-Kobe. Tempozan es sobre todo una isla todo gira alrededor del mar. 

Los lugareños se van a trabajar al distrito de negocios de la isla de Sakurajima en barco, como uno se iría en autobús. En esta isla está el Museo Marítimo.

Levar anclas

El divertido crucero comienza un poco más al oeste del acuario. Este barco turístico está inspirado en la Santa Maria, la famosa nave de Cristóbal Colón (1451-1506), pero tiene el doble de su tamaño. Después de desembarcar, uno se dirige a la plaza del mercado de Tempozan para disfrutar de una buena comida.

Agua en la boca

Este centro comercial es hogar del Naniwa Kushinbo Yokocho (pasillo gourmet) que es la reproducción de una calle comercial de los años 60. Los restaurantes que la rodean son perfectos para probar lo que se comía en esa época, como los takoyaki (bolas de pulpo). 

El Monte Tempozan, quien le dio el nombre a la isla, es la sorpresa en medio del bullicio. Es la montaña más pequeña del país (4,5 metros) y se eleva con orgullo en el medio de un parque. Una buena manera de decir adiós a la isla de la diversión antes de regresar en tren a tierra firme.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros