Festival de Toka Ebisu   十日戎

Fecha de publicación :
Durante el Toka Ebisu se venden todo tipo de bambú decorado con amuletos.

Durante el Toka Ebisu se venden todo tipo de bambú decorado con amuletos.

Las  Fuku-musume, jóvenes que distribuyen buena fortuna.

Las Fuku-musume, jóvenes que distribuyen buena fortuna.

v

Amuleto de la buena suerte del festival Toka Ebisu

La búsqueda de la felicidad

El Año Nuevo apenas terminan cuando los japoneses ya están buscando suerte para los próximos doce meses celebrando el Festival Toka Ebisu.

Más de un millón de peregrinos y visitantes vienen a Osaka a visitar el santuario Imamiya Ebisu, fundado en el siglo VII para celebrar a "Ebessan", la deidad de los negocios, el comercio y la pesca. En el pasado, los comerciantes y peregrinos cruzaban el puente Ebisu-hashi, construido especialmente para atravesar el río Dotonburi y poder visitar el santuario de la buena fortuna. Hoy en día la gente todavía viene del 9 al 11 de enero buscando éxito en los negocios y crecimiento personal para el año venidero. Esta costumbre se remonta al período Edo (1603-1868) y es especialmente popular en la región de Kansai, sobre todo en Osaka.

Durante el festival se venden y reparten objetos bambú decorados con amuletos para atraer la buena suerte. El 10 de enero se celebra el desfile del palanquín de la suerte durante el cual seiscientas personas, entre ellas geishas y fuku-musume (una suerte de sacerdotisas que traen buena fortuna) desfilan en palanquines y ofrecen amuletos a los visitantes.

Las fuku-musume o la consagración

Ellas se preparan durante todo el año y tienen que hacer varias audiciones para el gran día. Las fuku-musume, estas jóvenes que reparten la buena fortuna, tienen que pasar varias etapas de selección entre más de tres mil competidoras para tener el honor de pasear por las calles durante el Toka Ebisu, rodeadas de docenas de personalidades de la ciudad y geishas.

Entorno animado del Imamiya Ebisu

Antes, durante y después del desfile, dentro de los recintos del templo hay puestos que venden pequeños pasteles de arroz, amuletos y otras baratijas que enloquecen a los japoneses. El 10 de enero por la mañana se organiza un gran mercado de pescado, donde se vende principalmente dorada, un pescado muy popular durante estas celebraciones.

Descubre también en OSAKA

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros