Osaka-jo   大坂城

Fecha de publicación :
El Castillo de Osaka

Fachada del Castillo de Osaka

El Castillo de Osaka

El Castillo de Osaka

Las cicatrices borradas

Situado un poco en las afueras, rodeado de rascacielos y una pared que lo hace parecer una fortaleza, el Osaka-jo se impone majestuosamente sobre la ciudad. Uno de los castillos más emblemáticos de todo el archipiélago.

Quemado, saqueado, destruido y reconstruido ... La historia de este castillo está llena de luchas y conquistas. Después de haber unificado a Japón, el daimyo- el gobernador en la época feudal - Toyotomi Hideyoshi (1536-1598), decidió construir un símbolo de poder, defensa y grandeza en Osaka.

Originalmente hecho de granito, el Osaka-jo se completó en 1583. El último unificador de Japón, Tokugawa Ieyasu (1543-1616), destruyó el sitio en 1615 ...luego fue reconstruido en la década de los 1620 por su propio hijo Tokugawa Hidetada (1579 -1632). Durante los siguientes siglos el castillo sufrió una seria de incendios y destrucciones, incluyendo la de 1868 cuando el shogunato Tokugawa perdió el poder y el Osaka-jo.

Cambio de imagen

En 1931 se reconstruyó la torre principal; durante la Segunda Guerra Mundial, el castillo no sufrió ningún daño. En 1997 se le hizo una renovación importante. Durante esta reconstrucción del siglo XX, el granito le dio paso al cemento.

El torreón tiene ocho pisos y tenía una función militar, lo cual le ha dejado una gran colección de armas, armaduras y objetos de uso cotidiano del castillo al Museo del Osaka-jo (gratis para los niños menores de 15 años,600 yenes por adulto).

Desde el octavo piso hay un panorama de la ciudad  que bien vale la pena los escalones. Después de que bajes de la torre puedes disfrutar del parque con sus seiscientos cerezos, el foso, las torres y las puertas. Lo que falta en autenticidad le sobra en belleza.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros