Shuzenji, el onsen escondido de Izu   修善寺

Fecha de publicación :
Tokko no Yu

La legendaria fuente de Kobo Daishi todavía existe en pleno centro de la cuidad, accesible a todo el mundo.

Shuzenji en otoño

En cualquier época del año Shuzenji es un lugar hermoso para visitar.

Monte Fuji desde el Monte Daruma

Desde las alturas del Monte Daruma, la vista del Monte Fuji dominando la bahía de Suruga es impresionante.

Chikurin no Komichi

Shuzenji ofrece una gran variedad de senderos que se pueden disfrutar durante todas las estaciones.

El milagro de Kobo Daishi

Aguas termales, ryokan (posadas tradicionales), bosques de bambú, templos y lugares de interés histórico...Shuzenji es una estación de aguas termales ubicada en el corazón de las montañas de la península de Izu, a una hora de Tokio.

Shuzenji está relacionada con el famoso monje Kobo Daishi, quien vivió en el siglo VIII. Aquí es donde se dice que el fundador del Monte Koya hizo su aprendizaje durante su juventud e hizo surgir milagrosamente las aguas termales de Tokko-no-Yu, que dieron origen al templo Shuzenji. El templo, fundado por Kobo Daishi, luego le dio su nombre a la localidad.

Durante siglos, el lugar ha atraído a visitantes gracias a sus virtudes milagrosas y a su tranquilidad. Es también aquí que el shogun Minamoto no Yoriee fue exiliado y acabó con su vida - su tumba todavía se puede ver. El templo Shigetsuden tiene estatuas del periodo Kamakura puestas allí por la madre de Yoriie.

Ryokan y literatura

Las termales Tokko-no-Yu que le dieron la riqueza a Shuzenji están situadas en el corazón de la ciudad, en el medio del río Katsura y su acceso es gratuito. En las Kawara-yu, otras aguas termales, los visitantes pueden disfrutar de un agradable baño de pies después de las largas caminatas. Otras fuentes termales han permitido la construcción en sus alrededores de ryokan muy famosos los cuales fueron frecuentados por muchos escritores (incluyendo Kawabata Yasunari y Natsume Soseki) durante la era Meiji (1868-1912).

Los caminos de Shuzenji

Puedes pasar el día caminando por los senderos de los bosques de bambú (Chikurin no Komichi), también llenos de árboles de cerezos (Kaze no Michi), arces (Momiji bayashi) y ciruelos (Bairin), cerca de los ríos que se cruzan por puentes bermellón. Estos paseos conducen a la cima del Monte Daruma desde donde se tiene una vista imponente del Monte Fuji sobre la bahía de Suruga.

En el Takumi no Sato se puede apreciar un conjunto de artesanos especializados en las producciones tradicionales. El Igirisu mura ofrece un "verdadero" pueblo inglés del siglo XVII con muchos jardines para pasear.

Por último, desde Shuzenji se tiene fácil acceso a las 7 cascadas de Kawazu en la costa de la península de Izu y la ciudad de Shimoda, en el extremo sur de la península.

Shuzenji es una joya casi desconocida por la mayoría de los visitantes extranjeros pero es un viaje que bien vale la pena.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros