Museo Hida-no-Sato   飛騨の里

Fecha de publicación :
Casa tradicional de Hida no Sato.

Casa tradicional de Hida no Sato.

Casa tradicional de la ciudad-museo Hida no Sato.

Casa tradicional de la ciudad-museo Hida no Sato.

Casa tradicional de la ciudad-museo Hida no Sato.

Casa tradicional de la ciudad-museo Hida no Sato.

Sarubobo, amuleto tradicional de la ciudad de Takayama.

Sarubobo, amuleto tradicional de la ciudad de Takayama.

La ciudad congelada en el tiempo

Pocos museos-ciudad están tan vivos como el Hida-no-Sato, el cual atrae tanto por sus casas tradicionales como por sus artesanías. Qué pena no poder pasar la noche aquí.

A diez minutos del centro de Takayama se revela el pueblo de Hida (Hida-no-Sato). Edificios antiguios y coloridos rodean un estanque habitado por cisnes con una vista sobre el valle de Takayama y los Alpes japoneses. Visitantes de todo el país vienen a admirar las casas, algunas de las cuales tienen más de quinientos años.

Las casas en este museo son al estilo gassho-zukuri, con techos en forma de manos en plegaria, hechos de paja y teja. Estas cabañas de paja bien conocidas en Japón se encuentran sobre todo en las zonas montañosas. Las del museo fueron trasladadas intactas hasta el pueblo Hida para poder conservarlas mejor pues muchas de ellas son consideradas bienes culturales nacionales.

Con un objetivo educativo y para ser fiel a la historia, muchas de las herramientas que se usaban en aquel entonces fueron expuestas dentro de cada casa para recrear la atmósfera de la vida cotidiana de aquellos tiempos. Como los detalles marcan la diferencia, todas las mañanas se encienden las chimeneas de todas las casas.

A cada casa su artesano

Japón valora las muchas técnicas artesanales que se conservan hasta nuestros días. Entre las más conocidas están las lacas y la tallas en madera, pero este museo también muestra técnicas muy especiales usadas para construir los techos de tejas

En este museo el público puede ver demostraciones y los entusiastas también pueden participar en muchos talleres como los de fabricación de velas o galletas de arroz.

Una señal de que Hida-no-Sato está vivo, es que el pueblo celebra todos los eventos importantes del calendario japonés, desde el Año Nuevo hasta el Festival de las estrellas Tanabata, pasando por las celebraciones relacionadas con la cosecha de arroz en otoño.

Esta es una visita obligada para entender más en profundidad la vida en los Alpes japoneses y es todo lo que necesitas para querer dejarlo todo atrás y venirte a vivir en las montañas.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros