Bar Albatros G   アルバトロスGバー

Fecha de publicación :

El Alabatros

Kabuki-cho mi amor y el Albatros

En el corazón de Kabukicho, el vecindario donde se concentran los love hotels, bares de anfitrionas, pachinkos y restaurantes, está el Golden Gai, es un pequeño paraíso de la oscuridad y falsa tranquilidad que recibe durante unas horas a los que quieren suspender el tiempo. Aquí, cada quien elige si quiere mantener las cosas tranquilas ... o más animadas.

Callejones cada treinta metros, poca luz y una gran cantidad de diversos objetos apilados al lado de las pequeñas puertas de los bares... así es el Golden Gai, un conjunto de calles que compone el último vestigio de lo que fuera el antiguo mercado negro de la posguerra.

Hoy en día, este pequeño vecindario, cerca de un templo de paredes rojas en un camino pavimentado bordeado de arbustos, parece más bien una acumulación de bares donde sólo caben máximo cuatro o cinco personas. Muchos bares para elegir. Estilos eclécticos. Entre ellos el Albatros, con su decoración barroca y la calidad de sus bebidas, merece una mención especial.

La elegancia y misterio que emana de este bar de dos plantas exageradamente decoradas con un estilo entre barroco y victoriano, lo hace digno de ser visitado. Lámparas de araña, terciopelo púrpura, camareros engominados y con trajes de tres piezas, jazz de fondo musical, un balcón que permite disfrutar de la vista y aperitivos japoneses para acompañar las bebidas. 

Con su menú en inglés y sus tragos de alrededor de los 700 yenes, el Albatros resalta en este laberinto de callejones y oscuros bares como la opción perfecta para aquellos que buscan un ambiente especial a un precio razonable.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros