Harajuku   原宿

Fecha de publicación :
La estación de Harajuku en la Yamanote contrasta con lo excéntrico del ambiente.

La estación de Harajuku en la Yamanote contrasta con lo excéntrico del ambiente.

La calle Takeshita Dori en Harajuku.

La calle Takeshita Dori en Harajuku.

El barrio Harajuku es donde nacen muchas de las modas fuera de lo común.

El barrio Harajuku es donde nacen muchas de las modas fuera de lo común.

Donde nacen las modas

Frecuentada por jóvenes vestidos con ropa cada vez más fantásticas, Harajuku cristaliza la insoportable levedad del ser.

En la década de los 1990, Harajuku reunió a los jóvenes japoneses que rechazaban el consumo de masas y la estandarización de una globalización desenfrenada. Hasta hoy día, este es el punto de encuentro de quienes aman la cultura alternativa, tanto en ropa como en música, y donde cada quien tiene la ilusión de ser único.

Buen dandismo

Aquí vienen los que experimentan con nuevos looks. Las adolescentes dejan sus uniformes en casa - falda plisada, chaqueta azul marino, calcetines blancos - a cambio de minifaldas verdaderamente mini, plataformas gigantes y blusas de colores extravagantes. Las chicas se visten como sus heroínas de manga. 

Tendencias

Se ven jóvenes que parecen muñecas de porcelana, o las gothuloli, que son medio gótico, medio Lolita, vestidas de negro con encajes. Los chicos, falsamente rebeldes, son 100% rockabilly. Los cazadores de tendencias que trabajan para los diseñadores, cuando tienen crisis de inspiración, se vienen a Harajuku buscando lo que podría ser la próxima moda. Aquí todo es transgresión y diversión. Las tiendas están llenas de productos fuera de los común. Hasta las tiendas de 100 yenes y los cafés están llenas de excéntricos. ¡Es Tokio en su máxima expresión!

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros