Niijima   新島

Fecha de publicación :
La playa Habushi en la isla Nii-jima (prefectura de Tokyo).

La playa Habushi en la isla Nii-jima (prefectura de Tokyo).

Yunohama onsen y su baño al estilo romano al aire en la isla Niijima (Tokyo).

Yunohama onsen y su baño al estilo romano al aire en la isla Niijima (Tokyo).

La isla Niijima vista desde el mar.

La isla Niijima vista desde el mar.

La colina de Moyai, que mira las playas Maehama y Yunohama en la isla Niijima (prefectura de Tokyo.

La colina de Moyai, que mira las playas Maehama y Yunohama en la isla Niijima (prefectura de Tokyo.

El vidrio que se produce en Niijima es verde.

El vidrio que se produce en Niijima es verde.

La isla de las olas

A dos horas de barco de Tokio, está la isla de Niijima conocida como un paraíso para surfistas. Pero esta isla tiene mucho más que ofrecer, perfecta para una escapada fuera de la capital.

La isla de Niijima se encuentra en el archipiélago de Izu y depende administrativamente de la prefectura de Tokio.

Riquezas naturales

A 160 kilómetros de la capital se encuentra esta playa que parece una postal con su arena blanca, aguas cristalinas y delicioso clima. Niijima es la isla del archipiélago de Izu más popular entre los surfistas, especialmente por la calidad de sus olas. Además el entorno natural de la isla es espectacular.

Esta es una isla volcánica rica en aguas termales naturales. Acércate al Yunohama Onsen con sus baños gratis al aire libre y con unas preciosas vistas al océano. No olvides tu bañador pues los baños son mixtos. Si quieres una experiencia más tradicional, ve al Mamashita onsen, al sur del puerto de Niijima. Este no es gratis. Aquí puedes disfrutar del rotenburo (baño al aire libre) con vistas al mar o tomar un baño de arena, sunaburô.

Las playas más conocidas son Maehama y Habushi. Desde Maehama es posible ver el Monte Fuji. Habushi es una reserva nacional protegida (6.5 km de largo). Ambas son frecuentadas por los surfistas.

Paseos y especialidades locales

En Niijima puedes tomarte el tiempo para vivir la vida: los 24 km 2 de la isla hace que sea fácil recorrerla en bicicleta (entre 500 y 1.000 yenes al día).

Las especialidades culinarias de la isla son los mariscos: prueba el famoso Kusaya, una especie de caballa seca y fermentada de fuerte olor. Perfecta para comer con un trago de sake. Si te gusta puedes comprarla para llevar de vuelta a casa. Otras especialidades de la isla son la ashitaba, una planta medicinal y el pescado llamado kinmedai (alfonsino).

Otra especialidad es el koga, riolita. Riolita es una roca ígnea volcánica utilizada para la construcción y para el arte (esculturas, vidrio). Esta solo se encuentra en Niijima y en la isla de Lipari en Italia. En la colina que da hacia las playas Maehama y Yunohama están expuestas más de 100 estatuas hechas de koga.

El vidrio de Niijima, también fabricado con riolita, tiene un hermoso color verde oliva. Este vidrio se produce solamente en el Niijima Art Glass Center. Si reservas con tiempo puedes participar en talleres de fabricación de objetos de vidrio.


Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros