Tokio: alquilar una bicicleta eléctrica para visitar la capital   電動自転車

Fecha de publicación :
Servicio de bicicletas gratis instalados en Setagaya por Sanyo.

Servicio de bicicletas gratis instalados en Setagaya por Sanyo.

Tokio no tiene canales dedicados a las bicicletas. A veces tampoco aceras. Así que tendrás que ir por la calle, con mucho cuidado.

Tokio no tiene canales dedicados a las bicicletas. A veces tampoco aceras. Así que tendrás que ir por la calle, con mucho cuidado.

La pequeña reina en la gran ciudad

Una enorme ciudad como Tokio normalmente se visitar en transporte público, lo cual puede ser frustrante para muchos turistas europeos a quienes les gusta visitar y explorar caminando por las calles libremente, a su propio ritmo.

La posibilidad de alquilar de bicicletas es la respuesta a una fuerte demanda. Al explorar la ciudad en bicicleta, puedes llegar a entenderla mejor, su distancia, su relieve, sus pequeñas esquinas, etc. La bicicleta es una solución ecológica y económica y cada vez hay más bicicletas eléctricas.

El término es engañoso, en realidad se trata de bicicletas clásicas con la ayuda para el pedaleo. Igual tienes que pedalear pero el esfuerzo es menor, lo cual es muy importante en una ciudad como Tokio, llena de pendientes. La bicicleta es perfecta para recorrer distancias medias alrededor de los barrios de Shibuya , Harajuku y Shinjuku.

Alquilar una bicicleta cuesta entre 500 y 1.000 yenes al día, mucho más barato que un día de transporte en metro.

El principal inconveniente para el visitante que quiera alquilar una bicicleta es encontrar una estación de alquiler y, peor aún, una estación donde hablen inglés. Existen algunos sitios web generales que muestran los puntos de alquiler, los precios y la presencia de alguien que hable inglés, por ejemplo rent-a-bike JapanCycle Tokyo. Es aconsejable hacer reservaciones.

Reglas a respetar:

-   Ir por la izquierda, incluso si estás en una acera.

-   En ausencia de canales para la bici, montar en las aceras cuando sea posible.

-   Prestar atención a todo a tu alrededor, nadie te advertirá si hay un obstáculo.

-   No usar la campana, en Japón eso no es buenos modales.

-   Durante el verano, mantenerse hidratado.

-   Entregar la bicicleta a tiempo.

Con una bicicleta en Tokio te sentirás como el dueño de la ciudad.


Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros