Tsukiji   築地市場

Fecha de publicación :
La famosa subasta de atún rojo

La famosa subasta de atún rojo es un momento crucial en el mercado de Tsukiji.

Ubicado en Roppongi, el Tsukiji es el mercado de pescado más grande del mundo.

Ubicado en Roppongi, el Tsukiji es el mercado de pescado más grande del mundo.

Viaje en el vientre de un "Toky-una"

Cuando Tokio duerme, despierta Tsukiji. Cuando Ginza está a oscuras, Tsukiji se ilumina. Todas las noches, el mercado de pescado más grande del mundo repite su frenética danza en honor al atún.

A partir de las 3 de la mañana, en los 23 acres de mercado de Tsukiji, los vendedores se apresuran a descargar barcos de carga y camiones. Todos trabajan duro para que la ceremonia esté lista a las 5:30, hora en la que comienza la serenata diaria de las subastas de atún, el rey de los pescados en Japón. Se venden cuarenta mil piezas, es decir, un pescado cada tres segundos. El ritual tiene sus formalidades: los compradores profesionales tocan el atún, los vendedores se mueven entre los pescados alineados en cientos de paletas de madera.

La subasta

Tsukiji, literalmente "terreno quitado al mar," hace que los vendedores de pescado, los dueños de restaurantes y los turistas curiosos se mezclen. Establecido en el vecindario de Chuo desde 1935, el Tsukiji se ha convertido en el mercado de pescado más grande del mundo, con más de cuatrocientas diferentes especies.

Hacia las 6 de la mañana, cuando la subasta ha terminado, se ven los mayoristas cortando el pescado en la sala principal. Un poco más allá se ven otros cortando con sierra el pescado congelado, lo cual requiere varias personas. A esta hora ya han llegado más turistas curiosos. El ajetreo del mercado interior continúa hasta las ocho. Las piezas se venden al por menor para ser llevadas a todo el archipiélago.

La vida del Tsukiji, video de hokinskywalker.

Visita supervisada

A continuación, el centro de gravedad se mueve. En los callejones cercanos, los puestos de vegetales y de especialidades y sobre todo los restaurantes de sushi, los sushiya, atraen a los salarymen y a los amantes de la comida, deseosos de un desayuno salado temprano por la mañana. Aquí el pescado en rodajas, el que Roland Barthes describió como "encaje", es simplemente delicioso. El día comienza con mucho sabor.

Tsukiji pone reglas a los visitantes. Todo el mundo debe cumplir con un requisito: Sólo los primeros ciento veinte visitantes pueden asistir a la subasta del atún y deben permanecer reservados. Al igual que en el mercado, los vendedores y los carros tienen la prioridad. Es imprescindible no interrumpir su trabajo y, por supuesto, no tocar la mercancía. Pero no tengas la menor duda de que vale la pena levantarse muy temprano para venir a ver esta "vitrina de la gastronomía japonesa" celebrando la vida.

La gran mudanza

Desde hace varios años se estudia un proyecto para mudar el mercado debido al deterioro y tamaño limitante del lugar actual. En marzo de 2012, la Asamblea de Tokio votó por transferirlo a la zona de Toyosu del distrito de Koto a partir de 2014. Esta mudanza a su vez se retrasó hasta el 2016 debido a la contaminación de los suelos en Toyosu y a la necesidad de pruebas adicionales. ¿Cuánto podría costar esta mudanza? Unos 100000000000 yenes - lo cual es más barato de lo que costaría renovar el mercado actual y por un espacio dos veces más grande que el Tsukiji. El Tsukiji todavía está vivo...con una sentencia prorrogada.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros