Venus Fort   ヴィーナスフォート

Fecha de publicación :
Bajo esta bóveda azul, uno se olvida que está en Tokio, Japón.

Bajo esta bóveda azul, uno se olvida que está en Tokio, Japón.

La plaza de la fuente es uno de los puntos de encuentro más icónicos del Venus Fort en Odaiba.

Enclave italiano en Tokio

En la isla artificial de Odaiba, el centro comercial Venus Fort muestra otro lado de Japón, un lado extravagante y con delirios de grandeza.

Para los amantes del Japón tradicional, simbolizado por las geishas y el ikebana, el Venus Fort es una aberración. Este centro comercial, construido como una réplica de un pequeño pueblo italiano en el que cada boutique tiene su propia tienda, desentona con el paisaje japonés. Pero el centro comercial es muy popular entre los japoneses que vienen aquí buscando una visión de la Europa de sus sueños.

A parte del interés que ofrecen las tiendas y restaurantes que, por cierto, son las mismas que en el viejo continente, la magia del lugar reside en su techo. Este se transforma en el cielo al amanecer, al mediodía, al atardecer y por la noche, todo en el espacio de una hora. Los visitantes se sienten seducidos por la "ciudad italiana" bajo el cielo estrellado.

Para completar esta excéntrica escena, verás bandas de J-Pop a la vuelta de la esquina, bien sea en la fuente de la plaza o frente a la "iglesia". El Venus Fort es parte del complejo de atracciones Palette Town en Odaiba, justo detrás de la gran rueda. Definitivamente vale la pena la visita.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros