El whisky japonés   ジャパニーズ・ウイスキー

Fecha de publicación :
El whisky  amazaki single malt de Suntory

El whisky Yamazaki single malt de Suntory.

La destilería Yoichi en la isla de Hokkaido.

La destilería Yoichi en la isla de Hokkaido.

Un antiguo anuncio de whisky Suntory.

Un antiguo anuncio de whisky Suntory.

¡Suntory Time!

Sólo los conocedores saben que Japón es la tierra del whisky. Para el resto de los mortales, esto es una sorpresa.

Recuerda que en Lost in Translation (2003) Bill Murray venía de filmar un comercial de un famoso whisky japonés. Esta escena es el resultado de casi un siglo de historia.

Raíces escocesas

En 1919, Masakata Taketsuru fue a Glasgow a estudiar química. Fue allí en Escocia, el hogar del whisky, que el joven Taketsuru hizo algunas pasantías en las grandes destilerías y descubrió los secretos de fabricación de este clásico licor.

Al finales del siglo XIX Japón no sabía nada del whisky americano (bourbon, hecho con más del 50% de maíz). Durante este período, los japoneses trataron tímidamente - con una cierta ingenuidad - producir whisky de calidad. Después de que Taketsuru regresó, las cosas cambiaron por completo. Ya graduado en química, él empezó trabajando con Suntory. Luego utilizó sus conocimientos para fundar Yamazaki, la destilería más antigua de Japón (1923). En 1934 creó su propia destilería, Yoichi, y fundó la famosa compañía Nikka.


El whisky japonés: un protagonista

Actualmente hay siete destilerías activas en Japón. Todas ellas producen single malts (whisky de una sola destilería) muy reconocidos: Yamazaki (grupo Suntory), Yoichi (Nikka), Chichibu (Ichiro’s Malt), Hakushu (Suntory), Miyagikyo (Nikka) , Fuji Gotenba (Kirin) y White Oak (Eigashima Shuzo).

Todavía se puede ver la influencia escocesa en la producción japonesa pues la cebada es importada de esta región y el método de doble destilación también es un toque bien escoceses.

En 2010, el whisky japonés representó el 5% del whisky consumido a nivel global. Nikka ha multiplicado por 20 sus exportaciones desde el 2006 y Suntory exportó alrededor de 4 millones de botellas en el 2016.

Japón se ha convertido en el tercer productor de whisky del mundo después de Escocia y los Estados Unidos, por delante de Irlanda. Los single malts y blends japoneses continúan ganando medallas en concursos internacionales. El Yamazaki Sherry Cask 2013 fue elegido como el mejor whisky del año en 2015.


Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros