El yen, la moneda japonesa   円

Fecha de publicación :
Un billete de 10,000 yenes.

Un billete de 10,000 yenes.

Mutsuhito el emperador Meiji trajo la apertura y la modernización al país.

Mutsuhito el emperador Meiji trajo la apertura y la modernización al país.

El príncipe  Shotoku aparece en los billetes de 10.000 yenes.

El príncipe Shotoku aparece en los billetes de 10.000 yenes.

La banca de Japón (BOJ) fue creada en 1882.a

La banca de Japón (BOJ) fue creada en 1882.

La moneda de cinco yenes es la única que no tiene numeración arábica

La moneda de cinco yenes es la única que no tiene numeración arábica

Natsume Soseki en el billete de 1000 円.

Natsume Soseki en el billete de 1000 円.

Una de las tiendas de 100 yenes en Japón.

Una de las tiendas de 100 yenes en Japón.

El la moneda de 100 yenes se pueden ver las flores de cerezo.

El la moneda de 100 yenes se pueden ver las flores de cerezo.

Una divisa que cumple 150 años

El yen es la moneda japonesa desde el 10 de mayo de 1871. En el 2021 va a celebrar sus 150 años. Los inversores la ven como un valor de refugio seguro y los turistas la necesitan para organizar su viaje.

El yen se introdujo como moneda nacional en Japón durante la Restauración Meiji en 1868.

Historia monetaria

Hasta la modernización del país en la era Meiji (1868-1912), Japón tuvo una historia monetaria muy acontecida. Las primeras monedas oficiales fueron acuñadas en el 708, pero por varios siglos la moneda cambiaba según el régimen, pasando por la importación de monedas chinas y la creación de monedas por los señores locales. El sistema de tres metales Tokugawa (oro / plata / bronce), creado a principios del siglo XVI y que se extendió por más de 250 años, fue el primer intento serio de reforma de unidad monetaria a nivel nacional.

Lee: Visita la Tokio del emperador Meiji

La occidentalización de Japón después de la restauración Meiji marca la introducción de una nueva moneda, el yen, 円. El emperador pone fin a la complejidad y las falsificaciones del viejo sistema mediante una moneda única para el comercio. Esto sucede el 10 de mayo de 1871 con la ordenanza de las nuevas monedas, Shinka Jorei.

Las unidades anteriores - el mon, el shu, el bu, el ryo - se sustituyen por el yen y dos subdivisiones (descontinuadas en 1954), el sen (1/100 de yen) y el rin (1/1000 de yen). Se introducen nuevas piezas de oro, plata y cobre. Varias reformas tienen lugar hasta finales del siglo XIX cuando se logra un sistema monetario moderno: la introducción del patrón oro, el garante de la estabilidad de precios (abandonado en 1931), y la creación del Banco de Japón con el monopolio de emisión.

Vector de la cultura japonesa

En japonés, el yen se pronuncia "en", que significa "círculo", una traducción idéntica a la de la moneda china "yuan" y al "won" coreano.

En Japón hay seis monedas y cuatro billetes en circulación. La cara de la moneda tiene flores o árboles y el sello tiene el valor y el año de fabricación. La moneda de 1 yen es de aluminio y tiene la particularidad de medir 1 cm de radio y pesar 1 gramo.

Todos los valores están indicados en cifras arábigas, excepto la moneda de 5 yenes. Esta tiene un agujero en el centro y se dice que trae buena suerte: la palabra "goen" es un homófono de 'suerte'. A menudo se utiliza como ofrenda en templos y santuarios.

Lee: Efectivo en Japón

Al mostrar los símbolos nacionales, la moneda sirve para transmitir la cultura del país. Aquí hay tres valores que los turistas tienen que manejar:

La moneda de 100 yenes que puede ser comparada a la moneda de 1 €. La versión actual fue puesta en el mercado en 1967 y tiene flores de cerezo en la cara y la inscripción "Japón" en el sello.

El billete de 1.000 yenes es azul y muestra el retrato de Hideyo Noguchi (1876-1928), un bacteriólogo que descubrió el agente patógeno de la sífilis en 1911. En el reverso se ve una imagen del Monte Fuji, el lago Motosu y unas flores de cerezo.

Lee también: Retirar dinero

El billete de 10.000 yenes es marrón y es el más grande en tamaño (160x76mm vs. 154x76mm del billete de 2.000 yenes). Muestra el retrato de Yukichi Fukuzawa (1835-1901), un pensador de la era Meiji considerado uno de los fundadores del Japón moderno, también conocido por la creación de la Universidad de Keio en Tokio. El dorso tiene la imagen de la figurilla de fénix del techo del templo budista Byodoin en Kioto, idéntica a la que aparece en las monedas de 10 yenes.

Un refugio seguro

A pesar de la elevada deuda de Japón, una economía estancada y el envejecimiento de su población, el yen sigue siendo hoy día de refugio seguro para los agentes económicos extranjeros. El yen es la tercera moneda más negociada en el mercado internacional de divisas, después del dólar y del euro. Es considerado particularmente resistente durante las crisis e inspira confianza a los inversores.

Gracias a una tasa de ahorro elevada y la aversión al riesgo, la deuda pública pertenece 90% a agentes residentes en Japón. De esta manera el país se protege de la volatilidad de los mercados y goza de una independencia y estabilidad financiera que garantiza la fortaleza de su moneda.

Los "abenomics" contra la deflación

Las multinacionales japonesas (Toyota, Honda, Sony, Canon, Nintendo, etc.) ayudan a que el país sea la tercera potencia industrial del mundo. Si como en el caso de cualquier exportador, las empresas japonesas son penalizadas por una moneda fuerte, ellas se mantienen competitivas mediante la producción de bienes valor agregado que compensan un poco los efectos del alto precio del yen.

Desde el 2012, el primer ministro Shinzo Abe y su gobierno buscan aumentar la inflación a un objetivo del 2% por año. A través de una baja de las tasa de interés y un programa de flexibilización cuantitativa con compras de activos, los abenomics crean una política monetaria expansiva que hasta el momento no ha dado frutos.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros