Volcanes en Japón   火山

Fecha de publicación :
Vista del Monte Fuji desde el Monte Takao.

Vista del Monte Fuji desde el Monte Takao.

Las pendientes del Monte Usu.

Las pendientes del Monte Usu.

El Monte Aso

El Monte Aso en la prefectura de Kumamoto en la isla Kyushu.

Onsen de Hakone

Onsen de Hakone

Muchos caminos llevan al Monte Asso.

Muchos caminos llevan al Monte Asso.

Un país de fuego

90% de los volcanes se forman a lo largo de las placas tectónicas así que es natural que Japón tenga una cantidad récord de ellos. Situado en el Anillo de Fuego del Pacífico, Japón tiene 110 volcanes activos, algunos de fama mundial como el Monte Fuji.

Dice la leyenda que las islas japonesas fueron creadas por la pareja Izanami y Izanagi y su lanza celestial, pero es más probable que los movimientos de las placas hace unos 15 millones de años sea la verdadera causa. El paisaje japonés es naturalmente propicio para la formación de volcanes ya que se encuentra entre cuatro placas tectónicas.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) reporta 110 volcanes activos, de los cuales 47 pueden despertarse durante el próximo siglo. Para que un volcán se considere activo debe haber experimentado al menos una erupción en los últimos 10.000 años. La JMA observa de cerca la actividad de los volcanes y difunde alertas en caso de fenómenos inusuales. Existen cinco niveles de alerta. El más alto es la evacuación cuando hay una erupción inminente. No sólo la población local sino también los viajeros y excursionistas debe ser advertidos. Es por esto que desde 2015 existe un nuevo sistema que alerta a las personas por teléfono o altavoz cinco minutos antes de una erupción. En caso de erupción, es importante mantener la calma, seguir las instrucciones de las autoridades locales y comunicarle tu ubicación a la embajada de tu país tan pronto como sea posible.

Volcanes famosos

La isla de Honshu tiene el Monte Fuji o Fujisan, uno de los volcanes más famosos del mundo. Este volcán símbolo de Japón, popular entre los autores e ilustradores japoneses por igual, es también amado por los senderistas. Cada año miles de visitantes suben las estaciones que conducen a la cumbre a una altitud de 3776 metros. Debido a su apariencia pacífica, es difícil imaginar que un día el Monte Fuji podría entrar en erupción. Durante su última erupción en 1707, las escorias y cenizas volcánicas llegaron hasta Tokio, a unos 100 km de distancia.

En la isla de Kyushu, está la caldera activa más grande del mundo (25 km de diámetro) que atrae grandes multitudes. La erupción más reciente del Monte Aso fue en septiembre del 2015 y desde entonces la alerta se mantiene en nivel 2, la cual prohíbe estrictamente el acceso al cráter. Debido a la emanación de gases y el riesgo de proyectiles las autoridades decidieron construir búnkeres de hormigón para proteger a los visitantes.

En la isla de Honshu esta el Monte Hakone, el cual estuvo cuidadosamente vigilado durante la primavera del 2015. Este monte es particularmente popular por su hermosa vista al Monte Fuji. Si estás allí no dejes de probar la especialidad local: los huevos negros cocidos en agua sulfurosa.

El Sakurajima situado frente a la ciudad de Kagoshima a menudo hace de las suyas: las aceras de la ciudad están cubiertas con una fina capa de ceniza los 365 días del año.

Así como el relieve de los volcanes ha permitido la creación de rutas de senderismo, la actividad volcánica también ha permitido el desarrollo del famoso onsen japonés. En todo el país existen más de 3.000 fuentes termales, cada una con sus propias propiedades y beneficios. Los baños termales pueden ser mixtos o separados para hombres y mujeres, techados o al aire libre a lo largo de un río o un lago, un baño para le cuerpo completo, o simplemente para los pies ... Las opciones son infinitas. Los onsen son también parte esencial del éxito económico y turístico de las áreas más remotas. Es posible que esta sea una de las razones por la cuales los volcanes han sido venerados desde tiempos inmemoriales ...

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros