Zainichi, los coreanos en Japón   在日

Fecha de publicación :
Japón y Corea, dos vecinos con relaciones complicadas.

Japón y Corea, dos vecinos con relaciones complicadas.

La derecha extrema constantemente vota en contra de los derechos de los zainichi en Japón.

La derecha extrema constantemente vota en contra de los derechos de los zainichi en Japón.

Desfile en Hiroshima que celebra los emisarios coreanos enviados al Japón en el medioevo.

Desfile en Hiroshima que celebra los emisarios coreanos enviados al Japón en el medioevo.

Fachada de tienda en Shinokubo.

Fachada de tienda en Shinokubo.

De la península al archipiélago

Hoy en día, hay no menos de 613.000 de ellos en el achipiélago, pero ¿Quiénes son los Zainichi? El término significa literalmente "estar en Japón" y se refiere a los inmigrantes coreanos que llegaron o fueron deportados a Japón antes de la división de Corea en 1953.

Los coreanos son actualmente la segunda diáspora más grande de Japón, una comunidad que se inició bajo un contexto militar y político problemático. La incorporación de la península de Corea por el Imperio japonés en 1910 dio lugar a una ola significativa de la emigración a Japón. Muchos fueron despojados de sus tierras y de sus bienes y buscaron una mejor vida en las industrias cercanas.

Muchos otros fueron luego deportados durante la Segunda Guerra Mundial. Hubo una falta de mano de obra en Japón y los coreanos fueron reclutados, voluntariamente o por la fuerza. Cerca de 670.000 coreanos fueron asignados a trabajos forzados en las minas y las fábricas, trabajando en condiciones miserables.

Apátridas en Japón

En 1945, el problema de la identidad Zainichi finalmente salió a la luz. Japón los declara de nacionalidad  "choson" (Coreana). Sin embargo, Corea pronto se divide entre el Norte pro-ruso y el sur pro-americano. Los Coreanos en Japón se vieron atrapados entre la espada y la pared. Su identidad "choson" los relaciona con un país que ya no existe y podían convertirse en ciudadanos de Corea del Sur, pero no de Corea del Norte.

La división del país afecta sobre todo a los Zainichi y los 650.000 de ellos que vivían en Japón en la década de 1950, estaban divididos entre los partidarios del Norte y los del Sur.

Estos inmigrantes además tuvieron que enfrentar los desafíos de la integración y la asimilación y se vieron obligados a trabajos forzados en un Japón que estaba destruido por la guerra, tratando de recuperarse de la derrota y que no era no muy amable con los ciudadanos de sus antiguas colonias (principalmente, China y Corea).

Los Tokugawa  en Toyota

Al racismo se le agregan otros problemas que no estaban resueltos: la situación de las "mujeres para consolar" (coreanas forzadas a prostituirse durante la guerra), los secuestros de japoneses por Corea del Norte, etc.

Desde los años 1950 hasta hoy día, los coreanos se han aglutinado en guetos ubicados en los barrios pobres de las grandes ciudades, que han dado lugar a los Koreatowns. El primero fue en el barrio Tsuruhashi de Osaka y en Tokio en el Shin-Okubo. También formaron la primera comunidad extranjera en Kobe. Hoy día los barrios coreanos están habitados por descendientes de los Zainichi, así como también por estudiantes o "newcomers", que son los residentes que han llegado en una migración más reciente y que están fuertemente enlazados a la cultura de su país.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros