Los depachika: comida en el sótano   デパ地下

Fecha de publicación :
Te recomendamos que te aventures y explores las comidas de los puestos de los depachika.

Te recomendamos que te aventures y explores las comidas de los puestos de los depachika.

Puedes comprar cajitas ya listas o elegir lo que quieras incluir.

Puedes comprar cajitas ya listas o elegir lo que quieras incluir.

En los depachika puedes conseguir todo tipo de comidas.

En los depachika puedes conseguir todo tipo de comidas.

Deliciosa visita al sótano

En Japón, los sótanos de los grandes almacenes están dedicados a la comida.  Con una enorme varidad de gatronomía japonesa, allí puedes encontrar de todo. 

La palabra depachika es una de esas contracciones típicas de la lengua japonesa. Es una mezcla de department store (tienda por departamento, en inglés) chika (sótano, en japonés). Como su nombre lo indica, se refiere al sótano de las tiendas por departamento y suelen estar dedicadas a productos de comida. 

Exploración culinaria

Matsuzakaya, Matsuya, Mitsukoshi e Isetan son grandes almacenes y verdaderas instituciones en Japón. Por lo general sus sótanos tienen dos plantas. La primera suele ser un mercado y la segunda ofrece una gran variedad de platos preparados y bento (fiambreras).

Una gran ventaja de esos sitios es que puedes ver y probar todo lo que te llame la atención. También puedes comprar en pequeñas cantidades, en caso de que dudes si algo te va a gustar. Aquí los bento son apetitosos y de excelente calidad.

Las grandes ciudades

En Tokio tendrás múltiples opciones. Ginza tiene innumerables tiendas por departamentos y en Shibuya está el relativamente nuevo Hikarie. En Nihombashi está el muy de moda Mitsukoshi. En Shinjuku y Ikebururo están las gigantescas Isetan y Tobu. En Kioto se puede bajar al sótano directamente desde la estación central y disfrutar del depachika de Isetan. Un poco más alejado está el de Avanti.

Visitar los depachika es una actividad muy interesante que además es completamente gratis.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros