Mercados

En Japón, los mercados de las pulgas y otros mercadillos suelen instalarse alrededor de los templos y santuarios. Pero no olvidemos las ventas de frutas que aparecen en diferentes sitios.

Muebles, objetos, frutas, verduras...

La gente hormiguea en el mercado de las pulgas.  Los vendedores ofrecen todo tipo de cacharros, quizás antigüedades, llamando a gritos a los posibles compradores quienes también son expertos en el arte de la negociación. Se vale regatear. Kimonos, objetos vintage, platos y otras baratijas se apilan en las mesas. Por lo general desde otros puestos de venta se les ofrecen bebidas y alimentos dulces o salados a los visitantes . Las visitas a mercados populares permiten a los viajeros sentirse como habitantes locales.

También existen mercados de alimentos en los sótanos de los grandes almacenes y supermercados. Los pasillos de Tsukiji, el famoso mercado de pescado en Tokio y muchos otros mercados, son la prueba de la más alta calidad y frescura buscados por los profesionales de la gastronomía.

Al seguir navegando por este sitio web, está aceptando el uso de cookies para mejorar las experiencias del usuario, ofrecer contenidos personalizados pensando en los intereses del usuario, o para realizar estadísticas de visitas. Al continuar en este sitio web, está aceptando el uso de cookies. Para más información, y para configurar sus favoritos acerca de las cookies.