Inokashira Onshi Koen   井の頭恩賜公園

Fecha de publicación :
Las treinta y ocho hectáreas del Inokashira Onshi Koen son perfectas para relajarse.

Las treinta y ocho hectáreas del Inokashira Onshi Koen son perfectas para relajarse.

En el jardín Inokashira Onshi Koen no solo se pasea, también se pedalea.

Además de patos y botes el Inokashira Onshi Koen  también contiene un pequeño templo dedicado a la diosa del amor Benzaiten.

Además de patos y botes el Inokashira Onshi Koen también contiene un pequeño templo dedicado a la diosa del amor Benzaiten.

Alrededor del lago

En la parte occidental de Tokio, el Inokashira Onshi Koen y su lago central rodeados de cerezos y muy cercado al Museo Ghibli son el escenario de muchas actividades.

El viaje vale la pena. Después de alejarse del centro de Tokio para alcanzar el extremo oeste de la ciudad, en el vecindario Kichijoji, se llega a las treinta y ocho hectáreas del Inokashira Onshi Koen, literalmente el "parque del regalo imperial de Inokashira", un lugar muy especial para pasear y visitar. Inaugurado en 1918, el parque es uno de los primeros que fueron cedidos por el emperador a la ciudad de Tokio y esto abrió el camino a otros legados en la ciudad durante el siglo XX. Aquí hay un pequeño templo dedicado a la diosa del amor, Benzaiten (弁 財 天) y muchos otros templos y santuarios en el tranquilo barrio de Kichijoji que rodean el parque. Los fines de semana los habitantes de Tokio visitan los pequeños mercados de arte y artesanías que se montan alrededor del lago donde también vienen músicos populares a entretener a los visitantes.

De este lago parten cuatro caminos. Además de la salida principal del parque Inokashira, hay una zona boscosa llamada Gotenyama con cipreses y arces japoneses donde se puede pasear bajo la sombra. El jardín Shizen Bunka expone con regularidad esculturas impresionantes. Aquí también hay un acuario y un zoo donde los tanukis (perros mapaches parecidos a los tejones) encantan a los niños curiosos y a los amantes de las especies asiáticas de animales.

Miyazaki y los cerezos

En el extremo suroeste del parque está el feudo del maestro del anime, Miyazaki Hayao: aquí es donde está el famoso Museo Ghibli, dedicado a su obra y su mundo de fantasía. Pero en la primavera, el hanami, la locura de los cerezos en flor, atrae aún más visitantes al Inokashira Onshi Koen, donde las familias vienen a admirar este florecimiento bien simbólico.

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros