Keigo, la cortesía japonesa   敬語

Fecha de publicación :
Saludo de mujer.

Saludo de mujer.

Saludo de mujer.

Un portero le abre la puerta del taxi a una clienta.a

Dos japoneses se dan sus tarjetas de presentación.

Dos japoneses se dan sus tarjetas de presentación.

Saludo japonés, hombre.

Saludo japonés, hombre.

El extremo de la cortesía

En japonés hay dos niveles principales del lenguaje: el lenguaje informal con formas verbales básicas y el lenguaje formal, teineigo, que incluye formas verbales más elaboradas. Pero, ¿Sabías que hay un tercer registro?

El keigo es el tercer registro de la lengua japonesa y tiene un alto grado de cortesía.

El keigo y sus subdivisiones

El keigo es un registro formal que a su vez está subdividido en dos corrientes. Primero está el sonkeigo o lenguaje honorífico, que tiene por objeto valorar las acciones del interlocutor. Por otro lado, el kenjogo es el registro humilde que tiene como objetivo "subestimar" las acciones propias con el fin de valorar al interlocutor.

El uso de keigo

Por lo general el keigo se utiliza en la relación cliente-empleado. El empleado usa el registro humilde para expresar sus propias acciones y usa el registro honorífico para referirse a las acciones del cliente. Esto también funciona entre socios. Por ejemplo, se usaría la expresión heisha o "nuestra humilde empresa" para referirse a su propia compañía y kisha o onsha, "su honorable empresa" para hablar  de la empresa del interlocutor.

Formas verbales dependiendo del grado de cortesía

Por lo general, un verbo puede tener varias formas dependiendo del nivel de cortesía. Veamos el ejemplo del verbo "ser". La forma básica informal es -iru. En el registro formal, se vuelve - imasu. El registro sonkeigo (honorífico) es irassharu / irasshaimasu (básico / formal). Por último, su forma humilde kenjôgo es oru / orimasu (básico / formal). 

Lee: Akimahen, los buenos modales

El keigo en la vida cotidiana

Itadakimasu es un keigo que se escucha en el día a día. Es una especie de "buen provecho". En realidad se trata del registro humilde del verbo "recibir" que significa "recibo con humildad (lo que me está ofreciendo para comer)" y por lo tanto es una forma de agradecerle a la persona que preparó la comida.

Para señalar señor o señora en japonés hay que insertar el sufijo "-san" después del apellido. Si lo quieres más formal, es "-sama". De este modo uno llamaría "Tanaka-sama" a un cliente, a una persona de alto rango en la sociedad, etc.

Por último, es común ver en el keigo los prefijos honoríficos antes de nombres comunes. Por ejemplo el sujigo "o", como en o-niku (carne), o o-tearai (los inodoros); y el sufijo "go", como en go-renraku (establecer contacto), go-ryoshin (sus padres) ... Estos prefijos también se utilizan regularmente en la vida cotidiana. Sería impensable decir solamente "ryoshin" para referirse a los padres de otra persona, aunque sea un amigo. 

Lee también: Los gestos típicos japoneses

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros