Enoshima   江の島

Fecha de publicación :
La isla Enoshima con el Monte Fuji de fondo.

La isla Enoshima con el Monte Fuji de fondo.

La principal calle comercial de Enoshima.

La principal calle comercial de Enoshima.

Visitantes en el templo de Enoshima.

Visitantes en el templo de Enoshima.

Magnífica vista desde el tren que lleva a Enoshima.

Magnífica vista desde el tren que lleva a Enoshima.

Una isla, una historia de amor, un dragón

Enoshima es un sitio turístico muy popular especialmente para citas románticas y para ver el Monte Fuji. También favorita entre los surfistas, la isla tiene un incomparable encanto.

Durante tu viaje a Enoshima no puedes dejar de visitar la calle comercial de Fujisawa, rica en artesanías locales, pescados, mariscos y otras especialidades culinarias. El ambiente marino, los colores brillantes y los olores nos recuerdan que estamos cerca de Shonan, la más famosa costa de Japón, popular entre los ciclistas por su belleza y accesibilidad de sus rutas.

Delicias locales

Al final de la calle se encuentra la isla de Enoshima. Cuenta la leyenda que esta isla fue erguida desde las profundidades del mar por la diosa Benten con el fin de encontrar la guarida del dragón y evitar que este continuara comiéndose a los niños y desolara la región. Al notar la soledad del dragón, ella le promete casarse con él y es así como logra domarlo. Hay muchos santuarios en honor a la diosa por haber salvado a los habitantes del pueblo. Como aquí todo está de alguna manera relacionado con esta leyenda, podemos decir que hasta los platos gourmet de la isla son dignos del apetito de un dragón.

En la base del camino que lleva hasta la parte superior de la isla se puede conseguir un plato (estilo tapa) popular - el takosen, o pulpo mezclado en una masa y servido entre dos galletas de arroz. Igualmente famoso, es el shirasu, o anchoas bebé, las cuales son ideales para acompañar un aperitivo o con arroz. En cuanto a los crustáceos, las orejas de mar - azae - son el epítome del gran refinamiento culinario de la isla y muchos de los restaurantes locales los preparan a la parrilla.

La campana del amor

El camino continua hasta la cima de la isla, sembrado con los tres santuarios dedicados a las tres diosas y protectoras de la isla -. Akatsunomiya, Hetsunomiya y Okotsunumiya. Cuando se llega a la parte superior, ya sea por las escaleras mecánicas o a pie, se puede ver una impresionante vista del Monte Fuji desde la torre de observación del jardín Samuel Cocking.

Las calles alrededor del jardín están llenas de restaurantes y tiendas, la mayoría de ellas con vistas al mar. Pasear por aquí es una relajante forma de disfrutar la especial belleza de Enoshima.

Si estás en Enoshima con tu pareja, no se te olvide sonar la campana Ryuren no Kane, pues se dice que esta concede el amor eterno.

Por último, prueba bajar hasta la base de Enoshima. Aquí las olas rompen contra las rocas y los niños  vienen a buscar moluscos en las grutas. Todo esto frente a la imponente silueta de dos cuevas decoradas con numerosas estatuas entre las cuales está la de un majestuoso dragón de Enoshima.

Descubre también en KAMAKURA

Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros