La estación de Tokio   東京駅

Fecha de publicación :
La fachada de la estación de trenes de Tokio es famosa por sus ladillos rojos.

La fachada de la estación de trenes de Tokio es famosa por sus ladrillos rojos.

La estación de Tokio y el más famoso tren japonés, el shinkansen.

La estación de Tokio y el más famoso tren japonés, el shinkansen.

Un viaje a través de la historia

Más que un punto de paso, la estación de Tokio es el lugar perfecto para aprender sobre la historia de la ciudad.

La estación de Tokio se encuentra en el barrio comercial de Marunouchi (丸 の 内), en el distrito Chiyoda (千代 田 区), entre el Palacio Imperial y Ginza. Más que una simple estación, este es un lugar que cuenta la evolución del país.

Información útil

Esta estación es menos concurrida que la de Shinjuku (la más frecuentada del mundo). Sin embargo recibe unos 450.000 usuarios al día.

La estación de Tokio Tokio eki (東京 駅) consta de 10 plataformas que le dan acceso a 20 andenes. Imagínate el número de trenes que entran y salen ...y además está el shinkansen (新 幹線) que circula en 5 andenes al este de la estación.

No dejes de fijarte en la increíble red subterránea de este lugar. En este laberinto, por supuesto, hay todo tipo de tiendas, supermercados y restaurantes. Pero esta galería subterránea de decenas de kilómetros también le permite a los peatones conectar entre estaciones sin tener que lidiar con la selva urbana y la intrincada superficie de la zona.

¿Perdiste tu tren? No te preocupes, la estación también tiene una enorme estación de autobuses.

En realidad lo que le ha dado más fama a la estación de Tokio es su fachada estilo occidental que parece inspirado en la impresionante estación central de Amsterdam.

Un poco de historia

En 1896 la Dieta Nacional autoriza la creación de una estación llamada Chuo Teishajô (中央 停車場). Esta estaría ubicada frente a los jardines del Palacio Imperial y se convertirá en la estación principal de la nueva línea ferroviaria que unía a Tokio con el suroeste del país.

Pero algunos acontecimientos afectaron estos proyectos: la primera Guerra Sino-Japonesa (1894-1895) y la guerra contra Rusia (1904-1905). No fue hasta 1908 que se pudo comenzar el trabajo. Seis años más tarde, el 20 de diciembre de 1914, la estación de Tokio finalmente abrió sus puertas.

En ese momento, tenía sólo cuatro plataformas, dos para los vehículos eléctricos y dos más para los de diesel y de vapor.

En 1923 la estación de Tokio resiste el gran terremoto de Kanto que causó más de 100.000 muertes.

En 1945 la estación fue en gran parte destruida por el bombardeo aliado. Ese mismo año fue reconstruida y las hermosas cúpulas fueron reemplazadas por una construcción en ángulo mucho más simple. Y la estación perdió un piso.

Una renovación extravagante

En la década de los ochenta se sugirió un proyecto para reemplazar su sublime fachada, pero rápidamente fue abandonado en vista del rechazo que recibió la idea en ese entonces. En su lugar, se inició una acción para la preservación y renovación del edificio histórico. La renovación comenzó en el 2007 y terminó en el 2012.

Con este trabajo la estación volvió a su antigua gloria y su tercer nivel y sus cúpulas también fueron restaurados.

El prestigio de esta estación no se limita a ser un enorme centro ferroviario. Ahora es una leyenda que ha visto dos guerras mundiales, casi dos Olimpiadas y el lanzamiento del primer tren de alta velocidad del mundo.


Lee comentarios Vea los comentarios de nuestros viajeros